Biblioteca de Alejandría

Biblioteca de Alejandría
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

viernes, enero 28, 2011

Seccion Gotica: Senti un funeral en mi cerebro (Emily Dickinson)



Es un poema victoriano de la escritora norteamericana Emily Dickinson, escrito alrededor de 1861 y publicado en 1896.

Emily Dickinson experimenta aquí con el descenso a la locura del narrador, multiplicado por la presencia vaporosa del lector, que atestigua impávido ese trazado hacia el caos de la inconsciencia. Sentí un funeral en mi cerebro explora uno de los horrores más despiadados de Dickinson: el temor a la demencia, a hundirse definitivamente en los abismos de una locura idiota y vacía; temor que, por otro lado, no es un rasgo de insensatez.

Sentí un funeral en mi cerebro.

Sentí un funeral en mi cerebro,
los deudos iban y venían
arrastrándose -arrastrándose- hasta que pareció
que el sentido se quebraba definitivamente

-y cuando todos estuvieron sentados,
una liturgia, como un tambor-
comenzó a temblar -a batir- hasta que pensé
que mi mente enmudecía,

y luego los oí levantar el cajón
y crujió a través de mi alma
con los mismos zapatos de plomo, de nuevo,
el espacio- comenzó a repicar,

como si todos los cielos fueran campanas
y existir, sólo una oreja,
y yo, y el silencio, alguna raza extraña,
náufraga, solitaria, aquí

-y luego un vacío en la razón, se quebró,
caí, y caí-
y di con un mundo, en cada zambullida,
y terminé sabiendo -entonces -.

I felt a funeral in my brain, Emily Dickinson (1830-1886)


Cortesia de El espejo Gotico.

Comentario personal:

Los escritores son gente diferente, muy a menudo comparten unas caracteristicas particularmente comunes: uno de ellas, es (ojo!, no en todos) el miedo a la locura, y es que, recuerdo haber leido que, "los escritores transcriben en sus historias los sentimientos que reprimen en su interior" y talves, para muchos eso no incluye solo sentimientos, sino tambien, algo llamado "miedo a la locura".

Como el caso de Edgard Allan Poe, aqui no decimos que estaba loco, pero era sombrio, drogadicto y tenia visiones. Obviamente, eso no es normal (producto de la droga, talves) y el, escribia en sus cuentos, lo que el mismo veia en la vida real.

Sin embargo, cabe destacar aqui, que a veces, los escritores tienen visiones que no son producto de drogas, y no decimos aqui que sea el caso de la excepcional Emily Dickinson, sin embargo, se respeta toda opinion, y se leen su biografia, podran sacar sus conclusiones tal como yo hice.

Para finalizar, les dejo con una frase de mi autoria, que resume lo que trato de decir: "El peor miedo de un cuerdo es estar loco; gracias a dios! el loco solo debe temerle a si mismo"...

Un saludo!

Ratings and Recommendations by outbrain