Biblioteca de Alejandría

Biblioteca de Alejandría
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

viernes, septiembre 23, 2011

La Semana de los Libros Prohibidos... ¿Te apuntas?



Desde los orígenes de la escritura, los libros han pasado a ser, armas peligrosas para las minoría dominante. Y es que, un libro, quiérase o no, ejerce una influencia poderosa en las personas (que los abren y los leen). Es capaz de penetrar tu mente, atravesar tus sentidos, confundirte y convencerte, para que sus ideas formen ahora parte de ti.

Es capaz de motivar y de hacer reflexionar.

En fin, es capaz de hacernos PENSAR.

Seguramente, a estas alturas se preguntarán: ¿de que va esta entrada?

Ok, en un momento se los explicaré, pero antes, un poquito de historia:


La censura de libros

Otro importante factor que fomentó el aprecio por los libros fue la Censura, que si bien solía ejercerse también en períodos anteriores a los siglos XVII y XVIII, es precisamente en esta época cuando adquiere mayor relevancia, puesto que los libros se producen por millares, multiplicando en esa proporción la posibilidad de difundir ideas que el Estado y la Iglesia no desean que se divulguen.

En 1757 se publicó en París un decreto que condenaba a muerte a los editores, impresores y a los autores de libros no autorizados que se editarán, a pesar de carecer de dicha autorización. La draconiana medida fue complementada con un decreto que prohibía a cualquiera que no estuviera autorizado a publicar libros de tema religioso. En 1774, otro decreto obligaba a los editores a obtener autorizaciones antes y después de publicar cada libro y en 1787, se ordenó vigilar incluso los lugares libres de censura.

Estas medidas lo único que lograron fue aumentar el precio de los libros y obligar a los libreros ambulantes a no incluirlos en su catálogo, con lo cual incrementaron el negocio de los libros prohibidos, que de esta manera tenían un mayor precio y despertaban un mayor interés entre la clase alta que podía pagar el sobrevalor, con lo cual se fomentaron en el exterior, en Londres, Ámsterdam, Ginebra y en toda Alemania, las imprentas que publicaban libros en francés. Así fueron editados hasta la saciedad Voltaire, Rousseau, Holbach, Morell y muchos más, cuyos libros eran transportados en buques que anclaban en Le Havre, Boulogne y Burdeos, desde donde los propios nobles los transportaban en sus coches para revenderlos en París.

En tanto la censura se volvió inefectiva e incluso los censores utilizaron dicha censura como medio para promover a astutos escritores y editores. Así, por ejemplo, cuando el todopoderoso ministro Guillaume-Chrétien de Lamoignon de Malesherbes revocó la autorización para publicar la Encyclopédie, fue él mismo quien protegió a la obra cumbre de la Ilustración para después distribuirla de manera más libre, lo mismo hizo para proteger Emile y La nouvelle Éloise.

Quema de libros

La quema de libros es la práctica, generalmente promovida por autoridades políticas o religiosas, de destruir libros u otro material escrito; está vinculada al fanatismo ideológico y suele acompañar a muchos conflictos bélicos. La práctica es generalmente pública y está motivada por objeciones morales, políticas o religiosas, al material publicado. En tiempos modernos, otras formas de almacenamiento de información, como grabaciones, discos de vinilo, CDs, videocasetes y páginas de internet, se han incluido dentro de esta práctica.

Introducción

Mucha gente considera la práctica de quema de libros como algo ofensivo por diferentes razones: para algunos, es una forma de censura que los líderes políticos o religiosos aplican contra aquellos que se oponen a sus ideas. El ejemplo más famoso fue el de la quema de libros durante el régimen Nazi en la Alemania de Hitler acaecido en el Bebelplatz en Berlín, el 10 de mayo de 1933. Aquellos que se oponen a la quema de libros generalmente comparan este hecho con lo ocurrido durante el gobierno de los nazis.

Para otros, la quema pública de libros significa una publicidad gratuita cuyo efecto es atraer la atención sobre libros que de otra manera quizá no habrían llegado a conocerse ampliamente. Por eso algunas autoridades prefieren la destrucción privada de los libros.

La actual tendencia de las comunicaciones y archivos digitales ha dado como resultado catálogos de trabajos escritos sean almacenados en medios digitales. Cuando estos trabajos son borrados a propósito para purgarlos se puede pensar en una forma de quema de libros digital. En la actualidad la expresión quema de libros se asocia con la censura masiva de una publicación, ante la imposibilidad de sistemáticamente eliminar información en la era digital.

Hitos en la historia de la quema de libros

La quema de libros y la destrucción de bibliotecas tiene una larga historia y pertenece a los lamentables capítulos de la censura, el fanatismo, la guerra y la estulticia. Estos son algunos de los sucesos documentados:

- La quema de libros y asesinato de académicos en la China de Qin Shi Huang en el año 212 a. C.; muchos intelectuales que desobedecieron la orden fueron enterrados vivos.
- Los libros de alquimia de la enciclopedia de Alejandría fueron quemados en 292 por el emperador Diocleciano.
- En el año 367, Atanasio, el obispo rebelde de Alejandría, emitió una carta de pascua en la cual exigía que los monjes egipcios destruyeran todos aquellos escritos inaceptables, excepto aquellos que él particularmente etiquetó como aceptables y canónicos. Esa lista es lo que actualmente constituye el Nuevo Testamento. Los textos heréticos no aparecieron como palimpsestos, borrados o sobrescritos como los textos paganos; de esta manera muchos textos de principios de la era cristiana se perdieron como si estos hubieran sido públicamente quemados. El Evangelio de Judas recientemente redescubierto en Egipto, fue un libro que se perdió mediante esta práctica de destrucción privada de información.
- A finales del siglo XV se produjo en Florencia una importante quema de libros y obras artísticas de considerable valor, considerados todos ellos inmorales, en la llamada "Hoguera de las vanidades", promovida por Girolamo Savonarola.
- La quema de los manuscritos Mayas por la inquisición en Mexico.
- A comienzos del siglo XVI, los andalusíes de la península ibérica tenían la obligación de entregar a las autoridades castellanas los libros escritos en árabe, siéndoles devueltos los que versaran sobre medicina, filosofía o historia, y quemados los demás.
- La quema de libros de autores judíos durante la época nazi, desde 1930 hasta 1945 en Alemania.
- Declaraciones hechas por John Lennon en 1966 acerca de que los Beatles "eran más populares que Jesucristo" ("We're more popular than Jesus now") fueron mal interpretadas, lo que ocasionó que muchas personas que residían en el "Cinturón Bíblico" o "Bible Belt" en Estados Unidos se dieran a la tarea de quemar sus discos en señal de protesta a la declaración antes citada.
- En Chile después del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 los militares chilenos requisaron y quemaron miles de libros de política, aunque en febrero de 1987 el Ministerio del Interior chileno solo admitió haber quemado 15.000 copias de Las aventuras de Miguel Littín clandestino en Chile el 28 de noviembre de 1986 en Valparaíso bajo órdenes del dictador Augusto Pinochet.
- El 29 de abril de 1976, Luciano Benjamín Menéndez, jefe del III Cuerpo de Ejército a cargo del proceso de reorganizacion Nacional (Golpe de Estado Argentino) con asiento en Córdoba, ordenó una quema colectiva de libros, entre los que se hallaban obras de Proust, García Márquez, Cortázar, Neruda, Vargas Llosa, Saint-Exupéry, Galeano... Dijo que lo hacía "a fin de que no quede ninguna parte de estos libros, folletos, revistas... para que con este material no se siga engañando a nuestros hijos". Y agregó: "De la misma manera que destruimos por el fuego la documentación perniciosa que afecta al intelecto y nuestra manera de ser cristiana, serán destruidos los enemigos del alma argentina".

Destrucción de bibliotecas

La destrucción de bibliotecas ha sido una práctica habitual a lo largo de la historia, generalmente promovida por exaltados líderes políticos o religiosos; está asociada al fanatismo ideológico y suele acaecer como consecuencia de cambios sociales radicales, enfrentamientos religiosos, y conflictos bélicos. Constituye, junto con la bibliocastia o quema de libros, uno de los capítulos de la Historia de la estulticia, la incultura, el odio y la venganza.

Hitos en la historia de la destrucción de bibliotecas

La historia de la destrucción de las bibliotecas acompaña a la historia de la humanidad y parece no tener fin. Estos son algunos de los principales hitos documentados:

- El Papiro de Ipuur, narrado por "el príncipe Ipu", partidario del viejo orden, describe cómo fueron destruidas, entre otras cosas, muchas bibliotecas de templos durante el primer periodo intermedio de Egipto (ca. 2175 a 2040 a. C.) Posiblemente, se trata de la primera revolución social documentada.
- Las desavenencias entre los clérigos partidarios de Amón y los de Atón provocaron la destrucción de las obras de sus adversarios, que incluso borraron escrupulosamente de todo el país el nombre del principal valedor de Atón, el faraón Ajenatón (ca. 1353 - 1337 a. C.)
- Cuando Nínive es arrasada en 612 a. C., se destruyó la biblioteca real de Asurbanipal, que contenía relatos como: la Epopeya de Gilgamesh, el mito de Adapa, o el pobre hombre de Nipur, precedentes de los relatos bíblicos y de Las mil y una noches. Afortunadamente, muchos restos de tablillas cerámicas fueron halladas por los arqueólogos.
- Heródoto escribió que cuando Cambises invadió Egipto en 525 a. C., arrasó los templos y quemó todo resto de cultura del país, quedándose sólo con el oro, pues este no ofendía su memoria.
- En la fortaleza de los espíritus del palacio de Darío I (ca. 549 - 485 a. C.) en Persépolis, se guardaban los archivos de los reyes aqueménidas, grabados en plomo y estaño, en una oscura sala (la 33 del Tesoro). Fue incendiada, pero la leyenda cuenta que se salvaron los dos únicos manuscritos de Zoroastro: «el libro de los libros de Persia», escrito con letras de oro, aunque pocos siglos después fueron destruidos en el incendio de la Biblioteca de Alejandría, donde estaban depositados.
- El tirano griego Pisístrato, reunió en su Biblioteca las obras de la época –inicialmente, con el objetivo de componer la Ilíada–, pero fue saqueada por Jerjes en 480 a. C.
- La Gran Biblioteca de Alejandría, foco de la cultura helénica, promovida por los Ptolomeos, donde intentaron compilar todo el conocimiento de la época, era «la editorial más grande de la antigüedad» según Vitruvio, y sucumbió el año 48 a. C., en el incendio que devastó la ciudad de Alejandría durante el asedio de César. Aunque los cronistas romanos de la época omiten el acontecimiento y otros lo consideran destrucción parcial o lo posponen, achacándolo a líderes fanáticos, tales como el obispo Teófilo o el califa Omar.
- La Biblioteca de Constantinopla (creada en 315, por Constantino con 7.000 vols. en su inicio), que llega a tener más de 100 mil rollos en la época de Teodosio, es quemada este año por León III el Isáurico.
- Cuando Teodosio I (379 - 395) declaró religión oficial al cristianismo, comenzó la persecución de lo pagano, y los seguidores del obispo Teófilo, destruyeron todos los libros depositados en el Serapeum de Alejandría, los restos de la Gran Biblioteca y las de los templos. El sacerdote hispano Paulo Orosio, que viajó a Alejandría veinte años después, escribió en su Historias contra los paganos: «Existen hoy templos, que nosotros hemos visitado, cuyos estantes de libros han sido vaciados por los hombres de nuestro tiempo».
- La biblioteca de la residencia de los papas en Letrán, disponía de numerosos libros de diversos autores clásicos griegos y latinos que fueron ordenados quemar por Gregorio I (590) «el cónsul de Dios», perdiéndose ejemplares de Cicerón, Tito Livio y otros muchos autores, alegando que «los jóvenes prefieren esas lecturas al Nuevo Testamento». A partir de este pontífice se consideró que la sola proximidad de un libro pagano puede poner en peligro un alma piadosa.
- Egipto es declarado islámico en 604; los Libros de la sabiduría estaban depositados en los Tesoros reales, pero en 633 Omar proclamó: «...si lo que dice en ellos es conforme al Libro de Dios no permite ignorarlos, pero si hay algo en ellos contra el Libro, son malos, sea como sea, destrúyelos.» Se utilizaron como combustible.
- Por haberle privado de su amor, la esposa del rico príncipe fatimí Mahmud al Dawla bin Fatik, después de su fallecimiento destruyó su biblioteca, una de las cuatro más admirables de El Cairo. El príncipe, gran poeta, adoraba leer y escribir noche tras noche.
- Los cruzados sitiaron Trípoli en 1099. Rendida la ciudad sin combate, los vencedores, entre otras tropelías, prendieron fuego a la Biblioteca. Un sacerdote, viendo la multitud de ediciones del Corán depositadas en sus estanterías ordenó su incendio.
- La Biblioteca de Constantinopla es de nuevo devastada por los turcos en el 1453.
- La biblioteca de la Madraza de Granada, la primera Universidad de esta ciudad, fue asaltada por las tropas del cardenal Cisneros, a finales de 1499, los libros fueron llevados a la plaza de Bib-Rambla donde se quemaron en pública hoguera. El edificio de la Madraza una vez clausurada la Universidad fue donado por el rey Fernando para Cabildo (Ayuntamiento) de la ciudad, en septiembre de 1500.
- La Biblioteca Nacional de Sarajevo fue quemada a finales de agosto de 1992. El incendio fue causado por el fuego de artillería del ejército serbio-bosnio. El edificio no tení­a valor estratégico ni importancia militar, pero constituía el gran sí­mbolo de identidad de un pueblo; poseía unos dos millones de libros y miles de documentos y manuscritos de gran valor, conservados a lo largo de siglos tanto por musulmanes como por serbios ortodoxos, croatas católicos y judí­os.
- En 2003, la quema de un millón de libros en la biblioteca Nacional de Irak.

Fuentes: Wikipedia

Ahora, habiendo visto todo esto, prosigamos:

¿Qué es La Semana de los Libros Prohibidos?

Es una iniciativa de bibliotecas y librerías para oponerse a la censura y apoyar la libertad de expresión. La American Library Association (ALA) anualmente genera una lista de los libros censurados por diferentes razones (irreligiosos, demasiado políticos, demasiado sexo, socialmente ofensivos, entre otros)

Fuente: Bae2008.wordpress

¡POR NUESTRA LIBERTAD DE LEER!

Pues (para más información) resulta que en Estados Unidos, hay muchos grupos religiosos y padres de familia, que cada año, proponen prohibir libros para que nadie los lee.

He aquí donde entra esta campaña, la Asociación de Bibliotecas Americanas (así como su servidora) considera que nadie puede decir que un libro está prohibido, que nadie debe impedir que un libro se lea y que nadie nos puede coartar nuestro derecho a leer...

Por lo que, cada año (desde hace unas décadas) organizan una semana en donde instan a todo el mundo a que lean los libros que muchas personas han querido prohibir.

Para ello, la Asociación hace una lista.

Para este año, la lista se compone de:


10- Crepúsculo de Stephanie Meyer



Motivo de que quieran prohibirlo: Escenas de violencia y punto religioso.

9- “Revolutionary Voices: A Multicultural Queer Youth Anthology” (Amy Sonnie)



Motivo de que quieran prohibirlo: Escenas de homosexuales y sexualidad explícita.

8- “Nickel and Dimed” (Barbara Ehrenreich)



Motivo de que deseen prohibirlo: Por ofrecer un punto de vista político y religioso.

6 y 7- “Lush” (Natasha Friend) y “What my mother doesn't Know” (Sonya Sones)





Motivo: Por hablar de drogas y un lenguaje ofensivo.

5- “Los juegos del hambre” (Suzanne Collins)



Motivo: por incluir escenas de sexualidad explícita.

4- “Crank” (Ellen Hopkins)



Motivo: Por mencionar las drogas y utilizar un lenguaje ofensivo.

3- “Un mundo feliz” (Aldous Huxley)



Motivo: por ofrecer un punto de vista religioso y dirigido a un grupo de edad inadecuado.

2- “The Absolutely True Diary of a Part-Time Indian” (Sherman Alexie))



Motivo: Por incluir escenas de masturbación.

1- El cuento infantil “Tres con Tango” (Peter Parnell y Justin Richardson)



Motivo: Por “promover la sexualidad” y atentar “contra la familia”.

Fuente: Rincón del bibliotecario

Nota: Esta es la lista que diferentes grupos de presión han querido prohibir en EEUU, retomada por la Asociacion de Bibliotecas Americanas - en donde, nos dicen porque han querido prohibir estos libros - sin embargo, no han logrado que se levante una prohibición sobre alguno de ellos.

¿Cúal es el punto?

Bueno, no se imaginan desde hace cuanto tiempo, he estado esperando esta semana... En lo personal, amo los libros, y odio la idea de que los quemen o que destruyan bibliotecas o que alguien quiera prohibir libros por X o Y motivo, así que, me sumo a esta iniciativa (y no soy de EEUU), por lo que esta semana, me propongo leer (online; porque la asociacion desea que los libros sean leídos online este año; más información aqui): Un mundo feliz de Aldous Huxley.

Mi intención con esta entrada es que sumen a esta iniciativa y que compartan la idea en sus blogs.

¿Como hacerlo?

Bueno, muy simple. Hacen una entrada como ésta (lo principal, es las noticias sobre la Asociación y la lista y, el libro que ustedes leerán esta semana) y listo.

A leer.

La semana empieza mañana: 24 de septiembre y terminará hasta el 1 de octubre de este año.

Así que, ¿se apuntan?


¡TODO SEA POR NUESTRA LIBERTAD PARA LEER!

¡Saludos!

4 comentarios:

Cande dijo...

Muy interesante!! Es horrible que quieran prohibir libros :S
Suerte con la iniciativa^^
Un beso!

Samira dijo...

Muy buena entrada, me ha encantado ^^

May dijo...

Estoy alucinando xD Algunos de estos libros los he leído (los más recientes Crepúsculo y Los juegos del hambre).
Vale, es cierto que Crepúsculo cuenta con un toque religioso y con escenas sexuales en el CUARTO libro, pero no son muy explícitas que digamos '-' Y en Los juegos del hambre, al menos en el primer libro no aparece nada de nada XD como mucho un beso.

Me apuntaría pero ando escasa de tiempo!

Sobre el tema de los libros prohibidos y su quema, estaba al tanto gracias a la asignatura de historia.

Un besito!

Sacha Mary Rotpirks dijo...

Cande, Samira y May: Gracias por comentar... (y por estar en contra de la prohibición de libros), eso es excelente... May: Me alegra mucho que veas este tipo de temas en tu materia de Historia.

¡Un saludo a las tres!, cuidense...

^_^

Ratings and Recommendations by outbrain