Biblioteca de Alejandría

Biblioteca de Alejandría
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

lunes, diciembre 31, 2012

Reto Garden Books # 29 y 30

Y se termina este reto... A continuación, les dejo los últimos ítems, gente bonita, espero les guste...

29. Un libro de tu autor favorito.


Orgullo y Prejuicio

¡Este libro sin dudarlo!, ¡no existe historia de amor más real y hermosa que esta - por lo menos, mis ojos no la han visto-!

30. Un libro que leíste después de la película


La chica de la capa roja

Primero ví la peli y luego, me leí el libro. Y el libro está mejor que le peli, pero aún así, no es la gran cosa que digamos tampoco.

Y esto ha sido todo, espero les haya gustado, gente bonita. 

Y DESDE BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA, SU SERVIDORA LES DESEA UN FELÍZ AÑO NUEVO - no olviden pedir su deseo...

¡Un beso y un abrazo!

domingo, diciembre 30, 2012

Sasha, Diario de un chico adolescente, la novela de Frank López NECESITA AYUDA


Hola, queridos amigos, ¿como están?, Bueno, como está es una entrada urgente, será muy diferente a las demás (ya que necesita publicarse lo más pronto posible). 

Hace días, mi amigo Frank López, quien durante todo este año había estado publicando su novela "Sasha, Diario de un chico adolescente", semanalmente en este mismo blog, me comentaba que una editorial importante iba a publicar su libro. 

Lo que sucedió después, fue algo asqueroso y horrible llamado "Estafa a escritor" y es la noticia siguiente (me tomo la libertad de copiarla textualmente): 

Anuncio Urgente!! 

Estimados lectores, les comunico que la publicación de Sasha se suspende por tiempo indefinido. Hace unos minutos hacía un comunicado referente a que Sasha sería publicado por una editorial, pero lastimosamente debo de informarles que dicha publicación no se dará. Tal parece que el correo que he recibido de quien se hacia pasar de esa editorial era falso. Por lo tanto hago el comunicado:

“A LA PERSONA QUE SE HA HECHO PASAR POR EDITOR DE EDITORIAL PLANETA, CUYO NOMBRE QUE UTILIZA ES ALBERTO RIERA, Y CON EL CORREO QUE CONTACTA SIENDO ed.planeta@yahoo.com LE INFORMO QUE CUALQUIER INTENTO DE PUBLICACIÓN DE SASHA QUEDA ANULADO. NO SE PROCEDERÁ A LA PUBLICACIÓN DEBIDO A LA SUPLANTACIÓN DE IDENTIDAD QUE SE HA HECHO. EL CONTRATO QUEDA INVALIDADO POR LO TANTO, Y EN CASO DE QUE PROCEDAN DE ALGUNA U OTRA MANERA A LA PUBLICACIÓN SIN MI CONSENTIMIENTO A PARTIR DE ESTA PUBLICACIÓN ENTONCES TOMARÉ ACCIONES LEGALES CONTRA LA PERSONA O EMPRESA QUE LO PUBLIQUE. SASHA ESTÁ REGISTRADO BAJO MI NOMBRE Y POSEO TODOS LOS DERECHOS DE AUTORIA SOBRE LA HISTORIA. EL CONTRATO QUE CON ENGAÑOS ME HAN HECHO FIRMAR POR LO TANTO NO EXISTE, Y DEBIDO A ESTO DICHO CONTRATO ES NULO.”


Como saben, ser escritor autodidacta y autopublicado no es fácil, y de hecho, ser escritor, desde el mismo inicio de la novela (desde la primera línea que escribes) no es nada fácil. Por lo que, pedimos por favor, que este comunicado sea difundido en sus blogs, webs, FB muros, twitter, cualquier cosa que pueda servir para que el mensaje sea conocido. 

Este blog en particular, suele estar a favor de hacer anuncios en contra de las estafas a escritores y siendo en su mayoría, público lector y escritor, esperamos que puedan atender el llamado de difusión, ya que serviría mucho para un colega escritor y también para que esta persona no siga usando el mismo truco y engañar a otros escritores. 

Muchas gracias, amigos. 

Su servidora se despide con un saludo, 

F. Tracy Herrera. 


viernes, diciembre 28, 2012

Reto literario Garden Books: # 22, 23, 24, 25, 26, 27 y 28

Hola, gente bonita...

Continuamos con el reto literario y ahora vienen unos ítems muy especiales, espero que les guste, tanto como  a mí, ¿sí?, ¡Aquí vamos!

22. Un libro que sea la joya de tu biblioteca.


The invention of Hugo Cabret: 

Este es el libro que tengo (justo este), pero esta foto la he bajado de Internet. La verdad el libro es toda una joya, por la edición. Las páginas son negras (y en las que aparecen letras, es un marco negro, con un cuadrado blanco y la letra negra en las páginas blancas) y los dibujos son en tonos grises y muy bien cuidados a lápiz. Asimismo, la cubierta del libro (quitándole la sobrecubierta) es dura, enteramente negra. OMG!, La edición es de lujo y por lo menos para mí, ha valido la pena cada centavo. ¡Me encanta!

23. Un libro de tu carrera, estudios, etc. 


El cerebro en acción de Alexander Luria: 

¡Ni me pregunten, aún estoy intentando descifrarlo!

24. Un libro que leíste en verano. 

(En mi caso, tomaré como verano, las vacaciones Noviembre-Diciembre que es cuando son las vacaciones en mi país). 


Try not to breathe de Jennifer R. Hubbard

Sinopsis: 

Aprender a vivir es más que escoger no morir, es lo que Ryan, de dieciséis años, descubre en el año siguiente a su intento de suicidio. A pesar de la ansiosa preocupación de su madre y los rumores en la escuela, él intenta olvidar la oscuridad de la cual escapó. Pero no es de ayuda que siga escondiendo culposos secretes, o que muera por una chica que probablemente no se sentirá de la misma manera. Entonces se hace amigo de Nicki, quién está intentando usar psíquicos para contactar con su difunto padre. Esta peculiar amistad lleva a Ryan al punto donde puede enfrentar lo peor de sí mismo. El y Nicki confían en el otro cosas que nunca pensaron contar, pero sus confesiones son más complicadas de lo que parecen y se desenvuelven en eventos que ponen a prueba su amistad y el perdón. 

25. Un libro que no leíste entero. 


El conde de Montecristo de Alejandro Dumas

Lo empecé a leer, pero creo que se me hizo muy largo (como que ya había leído muchas páginas y no pasaba nada de nada), así que, lo dejé a medio acabar - creo que ni siquiera llegué a la mitad. 

26. Un libro que quieres que te regalen. 

Definitivamente, no podría escoger solo uno... así que, esta pregunta no puede ser respondida. ^_^

27. Un libro best-seller que hayas leído


Los juegos del hambre de Suzanne Collins.

Es el primero que se me vino a la mente. ^^

28. Un libro que te recuerde tu infancia. 


El principito de Antoine de Saint-Exupéry

Este libro está hecho para que las personas mayores no se olviden de las cosas importantes (como hacen los niños, es decir, ellos no las olvidan). Y la verdad, sí que me recuerda a mi infancia y a una situación en particular - es decir, el día en que me lo leí -.

Y bien, gente bonita y preciosa, ¡eso es todo!, sé que no he sido muy explícita, pero la verdad, no he sabido como alargarlo o dar más detalles, lo siento. Por cierto, en dos días se acaba el reto y bueno, ¡será genial!

Espero tengan un lindo día...

¡Un beso!

lunes, diciembre 24, 2012

Capítulo 0.5: Día de visita.


hand and color rings
Este, veamos. Si mal no recuerdo esta es la dirección que este torpe me dio. Frente a mi tengo una hermosa casa, con una hermosa entrada que posee un enorme árbol que da bastante sombra, y un auto convertible frente a la cochera. Leo en la placa dorada que está pegada justo debajo del timbre de la puerta: “Familia Leader” Bien, sí, creo que no me he equivocado. Finalmente he llegado a la casa de Sasha. Me pregunto si estarán sus padres. Es primera vez que lo visito, y estando sus padres me será un tanto incomodo el ambiente. Siempre he dicho que estar con los padres de mis amigos hacen del momento un tanto pesado… a menos de que se trate de Victoria… o Cecilia. Ambas mujeres son unas dementes, según me contó Sasha. Dijo que juntas eran un peligro para el bienestar físico y mental de cualquier ser vivo. Me recuerdan a mí. Debería de estar en un manicomio con camisas de fuerza.
¡Ah! Por cierto, se me olvidaba. Por si aún no se enteran. Sí, soy yo amigos, Frank, o Fran, o Luis, o Luis F. López Silva, según quieran llamarme, por todos esos nombres está bien ja—ja—ja (mi risa en persona es más descarada y contagiosa). Y si, es lo que piensan, estoy a punto de escribir una nueva novela, basada en la adolescencia de alguien y creo que el viaje desde El Salvador hasta aquí, Longmont, valdrá la pena. Al final, Sasha… él es todo lo que puedo o no puedo ser, y posiblemente la vida de Sasha sea todo lo que alguien quiera o no quiera vivir.
Toco el timbre y el sonido en el interior de la casa resuena hasta el exterior. Espero unos minutos a que alguien abra la puerta pero nadie lo hace. Vuelvo a tocar y espero… sigue sin suceder nada. Saco mi móvil y busco en mi agenda el número de Sasha. Veamos… Khana… no, Lechuga… no, Karla… podría llamarla, pero es posible que Sasha no esté con ella. De todas maneras luego iré a verla. Sasha dijo que hoy no saldría. Sigo buscando en mi agenda de contactos en busca de su número, veamos, Cori… ummm, no, mejor luego pasaré a saludarlo. ¡Ah! Sasha, aquí está su número. Presiono el botón de marcado y el sonido de llamada saliente comienza a sonar en el auricular del celular.
Suena cinco veces y nadie contesta excepto el buzón de voz.
«Hola, sea quien seas. No puedo responder en estos momentos, por favor deja tu mensaje y luego te devuelvo la llamada. A menos que seas un yogurt puedes pasar…o si eres Frank también pasa que la puerta está abierta»
No sé si fue el quien respondió o hizo este mensaje de voz justo para esta ocasión a propósito. En fin, ya que puedo entrar, lo hago. Justo cuando abro la puerta la calidez agradable del interior me envuelve. El olor a comida inunda todo el lugar y puedo escuchar sonidos provenientes de algún lugar, seguramente de la cocina.
—¡Hola!—llamo desde la entrada, una vez que he cerrado la puerta tras de mí.
Nadie contesta y, por unos segundos, todo vuelve a quedarse en silencio. Entro con lentitud y una vez avanzo unos dos metros a mi derecha me encuentro con una enorme sala, y, al fondo de esta, justo en una esquina, hay una linda chimenea. Genial, aquí tienen chimeneas y en mi país morimos por el aire acondicionado pues el clima puede ser a menudo un horno. Que irónica es la vida. Bueno, como decía, la sala es enorme, y las paredes están pintadas de un hermoso color blanco con decoraciones plateadas en la parte inferior. Justo frente a la sala se encuentran las escaleras que van a dar a la segunda planta. A la izquierda de la sala hay otra habitación que se deja entre ver por unas puertas corredizas de vidrio. Me asomo a inspeccionar y mirando a través del cristal puedo observar varios estantes repletos de libros, un par de escritorios, una computadora y unos cuantos archivadores. Esta es seguramente la oficina de los padres de Sasha. Se mira bastante acogedora para llevar acabo las cuestiones del trabajo. Si mi memoria no me falla, Sasha me comentó que sus padres eran genetistas. Seguramente tendrán mucho que trabajar en los laboratorios. Eso del ADN es un poco tedioso.
Escucho otra vez ruidos. Parecen provenir del otro lado de la sala. Dejo de curiosear por ahí y me dispongo a buscar a este chico de ojos azules. ¿Dónde estará metido?
—¿Sasha?—vuelvo a llamarle, pero esta vez si logro obtener una respuesta.
—¡Aquí, en la cocina!
El sonido se escucha del otro lado. Atravieso la sala y el olor a comida se hace más intenso. Justo después de la sala llego a la cocina y finalmente encuentro a quien buscaba. Todos voltean a verme cuando entro, y digo todos porque Karla y Cori también están acá.
Karla está a la cocina preparando algo que por el olor que se siente parece que estará bastante delicioso, y Sasha y Cori, bueno, ellos están tirados en el suelo… ¿Peleando?
—¿Qué demonios hacen ustedes?—les pregunto ladeando la cabeza.
Ellos me miran fijamente por unos segundos sin saber que decir. Cori se encoje de hombros y se digna responderme.
—¿Trato de que Sasha me dé un poco de estos melocotones en lata?—advierte tratando de excusarse.
—¡Ve y saca otra de la alacena!—le rezonga Sasha.
—Pero es que yo quiero esta—se queja Cori—. La otra no tiene el almíbar tan bueno.
Siguen rodando por el suelo de un lado a otro tratando de quitarse la dichosa lata sin conseguirlo. Parecen niños que se pelean por un dulce… o en este caso por melocotones enlatados. Y no sé cómo demonios es que se me ha ocurrido hacer una novela de ellos. Resoplo con resignación mientras pongo mi bolsón sobre la mesa.
—Hola Frank—me saluda Karla acercándose a abrazarme—. ¿Qué tal ha estado el viaje?
Le devuelvo el gesto y ella me sonríe. Se da la vuelta y regresa a continuar lo que prepara. Logro notar que hay vegetales salteándose en una cacerola y el olor se hace más intenso. No tardará mucho en darme hambre.
—Cansado—le digo haciendo una mueca de desdén—. El autobús que viene hasta acá se averío justo antes de salir de la parada y tuve que venirme caminando.
—Hubieses llamado a este par de tontos—me dice dirigiéndoles una mirada acusativa a Cori y Sasha que aún no dejan de pelar—. Hubiesen ido por ti en el auto.
—¡Oye! ¿A quién le dices tonto?—rezongan ellos al unísono.
—No estuvo tan mal del todo—le digo encogiéndome de hombros—. La vista de camino acá es impresionante.
—Lo es—me secunda Karla con una sonrisa—. Deberías de ver la montaña Longs Peak al atardecer. Es impresionante.
—Es cierto—advierte Sasha poniéndose de pie. Ha logrado coger la lata con melocotones—. Parece una bola gigante de helado de vainilla.
—O de crema batida—agrega Cori.
—De helado—le dice Sasha mirándolo con el ceño fruncido.
—De crema batida.
—De helado—vuelve a espetarle.
—Devuélveme esa maldita lata—rezonga Cori tirándose encima de él.
Ambos regresan a la misma discusión por la lata. Sasha corre para que Cori no se la arrebate y este le sigue por toda la casa. Se puede escuchar el correteo de un lado a otro y los quejidos del forcejeo por los melocotones incluso arriba, en la segunda planta. No sé cómo demonios es que ya tienen diecisiete y parecen niños de nueve años. En fin, creo que hay que divertirse y hacer tonterías mientras se puede.
—Debería decirles que esos melocotones ya caducaron—musita Karla mientras sirve la comida.
—Deberías. Pero digamos que no quieres hacerlo.
—Sí. Creo que tu sugerencia me satisface—advierte con una sonrisa socarrona—. Será interesante cuando se den cuenta.
Nos dirigimos una mirada de complicidad y luego nos soltamos a reír. Será divertido cuando abran esa lata y se encuentren con los melocotones echados a perder.
Karla me sirve un poco de comida y se sirve un poco para ella. Nos sentamos a comer no sin antes preguntarle si Sasha y Cori comerán con nosotros, pero dice ella que antes de que viniera yo fueron ellos quienes se acabaron toda la comida, y fue por eso que tuvo que cocinar por segunda vez para mí y para ella.
La comida tiene buena pinta. Es pollo salteado con verduras. El olor es bastante agradable y al primer bocado puedo notar que una explosión de sabores inunda mis papilas gustativas sin darles descanso. Esto está sabroso.
—¿Cómo se llama esta cosa?—le digo mientras como aceleradamente.
—¿Comida?—me dice encogiéndose de hombros.
—A veces creo que te diviertes con esas respuestas—le digo con tono sarcástico.
Karla suelta una risotada contagiándome momentáneamente. La verdad es que ya hacía un muy buen rato que no veía a estos chicos. Fue en tan solo una ocasión, que por circunstancias muy peculiares los conocí cuando visitaron mi país. Pero esa es una historia aparte que luego les contaré. Sin embargo, ese encuentro de lo más extraño ha sido una de las mejores cosas que nos ha podido pasar.
Los chicos ya han dejado de pelar por la lata de melocotones. Parecieran más calmados. Seguramente ya se dieron cuenta de que esa cosa caducó. Se miran decepcionados.
—Al cabo que esos melocotones no son tan buenos—dice Sasha sentándose junto a mí.
—Ya lo había dicho yo—masculla Cori—. Esas cosas no son mis preferidas. Lo mío son las crepas.
—¿Qué han hecho con la lata?—les pregunta Karla, recogiendo los platos.
Ya hemos terminado de comer y el almuerzo estuvo bastante bueno. Esta chica sí que puede cocinar.
—¿Qué lata?—inquiere Cori.
—La de los melocotones.
—¿Qué melocotones?—pregunta ahora Sasha.
Se nota como ambos tratan de pasar por alto el ridículo de hace unos momentos, pero pareciera que Karla no se los hará tan fácil.
—Como si no supiera que esa cosa estaba vencida—les dice ella riendo.
Los chicos se dirigen una mirada recelosa y luego voltean a verme con semblante acusativo. No hago más que encogerme de hombros a modo de excusa. Me di cuenta de que esa cosa no servía hasta que ellos se pusieron a pelear en la segunda planta.
—¿Así que tú ya lo sabias?—le reclama Cori.
Karla suelta un sí, seguido de una carcajada que no puede contener. La verdad es que también quiero reírme pero si lo hago el pago por las consecuencias puede ser un poco… caro.
—¿Por qué diablos no nos dijiste?—le refunfuña Sasha cruzándose de brazos.
—Sasha, tesoro, si hubieses preguntado te lo hubiese dicho.
Touché—advierte Cori.
Sasha me dirige luego una mirada un tanto fulminante.
—Tú ya lo sabias—me dice, acusándome con un gesto serio.
—Juro que lo supe hasta hace unos minutos.
—Debería darte un zape en la nuca—me dice Cori.
—Deberías de violar a Sasha—le respondo con desdén.
Todos se quedan perplejos y yo tapo rápidamente mi boca. Cori vuelve a mirarme con una cara asustada y niega con su cabeza para que no continúe, y solo así me doy cuenta de que aún hay muchas cosas que no suceden… pero que pronto deberían de suceder. Decido callarme y disculparme. Karla seguramente nota la tensión así que se apresura a romper ese silencio incómodo.
—Todo el mundo quiere violar a este chico—dice, mientras saca del refrigerador una lata de té de limón. Me pasa una y les da una a los chicos—. No es muy difícil que se diga—señala ella.
—¡Oye!—se queja Sasha. Su reacción logra hacernos reír—. A mí nadie va a violarme.
—Posiblemente un día lo haga alguien del salón de clases—le dice Cori destapando su té—. Al final parece que ya comienzas a volverte interesante para las chicas.
—Pensé que tenías novia—manifiesto desconcertado.
—¿Novia?—Karla suelta una risotada seguida de Cori que casi se atraganta con su té. Sasha por su parte se ha puesto todo rojo—. Desde que entró a Longmont Sunset ha sido todo un tema de qué hablar en el instituto. Las chicas salen de donde sea y se le acercan.
—No es cierto—masculla Sasha sonrojado—. Es a Cori a quien persiguen.
—Y a ti, pedazo de bobo. Ha sucedido desde que llegaste—le dice él con una sonrisa socarrona—. Solo que eres tan distraído que te cuesta darte cuenta lo que ellas quieren.
—Mira quien lo dice—le reclama Sasha—. El señor “Todas me persiguen pero yo tampoco tengo novia
—Tengo mis razones—advierte Cori encogiéndose de hombros.
—¿O será que ya tienes a alguien?—le interroga Sasha con una sonrisa que me parece de lo más picara.
Karla simplemente se limita a observarnos, mientras yo me divierto con esta peculiar discusión. La verdad es que si estos chicos pasan así todos los días he de suponer que no se aburren. Cada tontería es risa, y bueno, es entretenido. Son buenos chicos. Son geniales.
—Quien sabe—se excusa Cori con otra sonrisa que solo deja más en duda a Sasha y a Karla.
Pasamos así un largo rato hablando desvaríos en la cocina. El ambiente es bastante agradable y me da la sensación de quererme quedar aquí siempre. Pienso que tal vez es por eso que Cori y Karla vienen a menudo, tal y como Sasha me cuenta, a visitarlo. Según me dice él, los chicos pasan casi todo el día acá. Es como si vivieran prácticamente aquí, y hasta cierta medida los envidio. Pasan buenos ratos.
Llegué justo a las doce con quince y ya han pasado dos horas desde que vine. Ya son las dos con treinta y aún no he hecho nada de lo que se supone que venía a hacer. Como no podré quedarme mucho tiempo tengo que moverme rápido, puesto que mañana tengo que partir nuevamente y quien sabe cuándo vuelva a ver a estos chicos. Es mejor que comience mi trabajo.
—Vamos, te mostraré donde dormirás esta noche—me dice Cori guiándome.
Sasha y Karla se quedan en la cocina y me dispongo a seguir al chico de ojos verdes por las escaleras. Noto cuando logramos subirlas que arriba es tan enorme como en la primera planta. Es un pasillo bastante largo y al otro lado de las escaleras hay otra pequeña sala. Vaya que es una linda casa. Cori me hace señas que lo siga así que dejo de lado por unos momentos mi asombro y prosigo.
—Así que… ¿Aun no se lo dices?—le pregunto a Cori mientras lo sigo por el pasillo.
Cori niega con su cabeza, cabizbajo y en silencio, sin dejar de caminar. Puedo notar como sus mejillas se han sonrosado un poco por ello y como una leve sonrisa se dibuja en su cara. Un mechón de su cabello cae por su frente… Cori pronto necesitará un corte.
—¿Cuándo piensas hacerlo?—inquiero sin dejar de mirarlo.
—No sé si deba de hacerlo, Frank—me dice casi en un susurro.
—Si no lo haces nunca sabrás si debiste o no debiste haberlo hecho.
Cori aguarda por unos momentos en silencio, sin detenerse en su paso hasta que llegamos a la habitación de huéspedes. Dejo mi mochila sobre la cama, saco de ella unos papeles, y luego nos disponemos a regresar. Pareciera que Cori se lo piensa mucho al respecto. No ha de ser fácil.
—¿Algún consejo de cómo debería de hacerlo?—me pregunta finalmente rompiendo el silencio.
—Solo se sinceró. Él lo apreciará.
—¿Cómo crees que reaccione Sasha?—inquiere un poco preocupado.
Me encojo de hombros sin saber que responderle. La verdad es que Cori lo conoce más bien que yo, así que esa no es una respuesta que pueda darle yo.
—Ni la menor idea—contesto—. Esto de enamorarse es jodidamente difícil.
Llegamos abajo nuevamente y Karla y Sasha se han movido para la sala. En la televisión pasan las noticias sobre alguien que enloqueció y quiso producir un atentado por una engrapadora. El mundo se está volviendo loco.
—¿Por qué no compró una en alguna papelería?—dice Karla indignada—. Ese hombre tiene que tener un tornillo zafado.
—Seguramente no come yogurt—le digo dejándome caer a su lado en el afelpado sofá.
—La vida es cruel sin yogurt—manifiesta Sasha que está sentado en el otro extremo del sofá.
Karla ha quedado entre nosotros dos y Cori se ha tirado en la alfombra, recostando su cabeza en un cojín que ha cogido de uno de los sillones. Una vez terminan de dar el informe de las noticias paso entonces a lo que he venido.
—Bien, gentes—les digo mientras abro el folder que traigo entre las manos.
Saco de él unas páginas engrapadas y les paso un pequeño folleto a cada uno. Ellos lo toman y comienzan a hojearlo con bastante curiosidad mientras yo me propongo explicarles de qué va el asunto. Ya hacía unos días que se los había comentado así que ahora solo les aclararé lo que posiblemente no entiendan.
—Esta es la estructura del proyecto—continúo—. Los capítulos tendrán su título según su contenido. Cada capítulo tendrá su imagen inicial y su canción del final.
—¿Y cuál será el título de la historia?—pregunta Karla alzando la mano.
—Aun no lo sé. Solo sé que tratara sobre la vida adolescente de alguien. ¿Quién quiere ser el personaje principal?
—Yo voto porque sea Sasha—dice Cori asintiendo.
—Estoy a favor de su idea—secunda Karla.
—¿¡Qué!? ¿¡Yo!? Pero si soy lo más aburrido que puede haber—se excusa Sasha tratando de zafarse de ser el centro de todo.
—La verdad que a mí me parece una buena idea—le digo encogiéndome de hombros—. Tu nombre quedaría bien como título principal.
—Déjame ver si entendí—interviene Cori—. Escribirás una historia que utilice nuestros nombres. ¿Correcto?
—Así es.
—¿Y te inspiraras en nuestras vidas?—añade Karla.
—Digamos que sí. Y en la vida de otras personas más. Digamos que Sasha será construido a base de muchas personas. La personalidad de varios unidos en uno solo.
—Y ese ser unificado seré yo—termina de concretar Sasha.
—¡Exacto! Y la de Karla y Cori también será a base de muchas personas y la de los demás chicos por igual.
Los chicos se miran entre si y asienten. Tal parece que les ha llamado la atención lo que les he propuesto.
—¿Y qué pintamos nosotros en todo esto?—me interroga Cori—. Podrías haber utilizado nuestros nombres y nada más, sin necesidad de preguntárnoslo.
—La verdad que si necesitaba consultárselos. Digamos… que esto me permitirá saber todo de ustedes. Ya que ustedes han aceptado, desde ahora en adelante sus vivencias serán mis vivencias, y gracias a eso podré escribir la historia.
—¿Será como ese programa de Jersey Shore?—inquiere Karla un poco asombrada.
—Algo así. Solo que sin cámaras que los sigan a todas partes.
—¿Y entonces como lo harás?—me interroga Sasha con bastante curiosidad.
—Tengo contactos. Unos amigos más bien que me está ayudando con esto.
—¿A sí? ¿Quiénes son?—advierte Cori, ladeando la cabeza.
—¿Conocen a Ethan y a Evanna?—les pregunto resoplando.
Sasha, Karla y Cori vuelven a verse entre sí, encogiéndose de hombros y sin idea de las personas de quienes hablo. Supongo que es mejor que no lo sepan, al final, no todo el mundo… tiene la posibilidad que Evanna me brinda. Una posibilidad que me ha de costar un precio muy alto. Siempre he dicho que en este mundo lo tangible no siempre es todo lo existente. Algunas veces esa parte tangible puede ser tan solo un fragmento de una realidad distinta, y bueno, Ethan y Evanna son parte de esa realidad que a estas alturas, en esta parte de la otra realidad no conocen… a menos que se lleguen a tener motivos muy fuertes para poder ver esa realidad. En fin, mejor no los confundiré tanto. Es posible que en un futuro escriba respecto a esa otra realidad, solo así es posible que la conozcan.
—La verdad era que no esperaba que los conocieran—les digo con resignación—. El punto es que escribiré sobre ustedes.
Ellos se encogen de hombros y asienten a modo de aceptación. Al menos no me han pedido tantas explicaciones. Y por el momento es mejor que no les dé tantas.
Termino de explicarles todo lo que resta respecto a la historia y mientras tanto, se llega la noche. Entre tanta charla y una que otra tontería que nos hace reír el tiempo se ha pasado bastante rápido. Cori y Karla tienen que ir a sus casas por unas cosas ya que han decidido quedarse a dormir acá. Con esto aprovechamos para salir a caminar. No conozco muy bien el lugar así que la idea de dar una vuelta por ahí a esta hora me parece atractiva.
Salimos a la calle. El clima está algo frío así que Sasha vuelve a entrar por un suéter para poder prestarme. No pensé que hiciese tanto frío aquí por la noche, si ahora en la mañana era un horno. El clima está loco últimamente. Karla, Cori y yo lo esperamos, mientras, sentados en la acera, mirando la inmensa oscuridad que tenemos por delante y la oscura calle que va hacia la ciudad. A lo lejos se puede ver una tenue luz blanquecina que ilumina una pequeña línea del cielo. La luz de la ciudad. Desde aquí pareciera que esa luz es la luz de algún amanecer o atardecer, pero no es más que el producto de los edificios de restaurantes y tiendas bien iluminadas.
—Oye Frank…—musita Karla.
En el silencio del exterior, alejados de ese bullicio de la ciudad, los sonidos de la noche son bastante acogedores. Los grillos estridulando, uno que otro búho ululando por ahí y luego… el silencio de la oscuridad de la noche.
—¿Qué sucede?—le pregunto, mirando hacia el cielo estrellado.
—Sasha aún no sabe lo que sucedió hace unos años—murmura volteando a verme.
—¿Te refieres a lo de Liam?—le pregunto un poco extrañado.
—No—interviene Cori—. Karla se refiere… a lo otro. Aunque lo de Liam tampoco lo sabe aún.
—Ya veo—musito.
La verdad es que ese es un tema delicado. Lo de Liam y… esa otra situación también lo es. Hasta estas alturas Sasha sabe muy poco de lo que sucedía antes de que el viniera acá, según me han comentado Cori y Karla, pero también sucedieron otras cosas recién apareció él aquí. Cosas que es mejor por el momento no comentar con nadie que no fuera Karla o Cori, y solo cuando ellos se consideren preparados para decírselo a Sasha, solo hasta entonces será indicado hacer algún comentario con él al respecto.
—No pensaba decirle sobre una cosa u otra—advierto encogiéndome de hombros—. Eso no me concierne a mí, chicos. Ni lo de Liam… ni lo que sucedió luego.
—Gracias—musita Cori con una sonrisa—.
—Estoy más tranquila ahora—advierte Karla exhalando sonriente.
—Sus motivos para que sucediera eso, no lo de Liam, si no lo otro… ¿Fue Sasha, cierto?—pregunto sin tratar de incomodarlos.
Ambos aguardan en silencio por unos segundos y luego alguien se arma de valor para responderme.
—Si—murmura Karla.
—Siempre… fue Sasha—agrega Cori.
Vuelvo a mirarlos a ambos. No parecen molestos, ni tampoco pareciesen arrepentidos de haber hecho lo que hicieron. Al final tienen una buena razón, y si esa razón es tan fuerte como su voluntad y no perjudicara la sanidad de ninguno supongo que está bien que hagan lo que van a hacer. Y se preguntaran ¿Qué fue eso que sucedió exactamente? ¿Qué es eso de lo que hablamos en estos momentos? La verdad es que es posible que con el tiempo puedan llegar a saberlo… pero eso depende de ellos, no de mí.
Sasha ha regresado con el suéter y un gorro color gris. Me lo pongo y tal parece que somos casi de la misma talla. Una vez me abrigo como es debido nos decidimos ir hacia donde Cori y Karla por las cosas que van a traer.
Mañana tendré que regresar de nuevo a mi país, pero haber venido de visita ha sido algo que debí de haber hecho hace mucho tiempo. Ha sido un día genial, me la he pasado estupendo con ellos y la verdad es que espero poder plasmar la vida de estos chicos de la mejor manera posible. Ojala y sirva en alguna medida a alguien, y logre sacar algo bueno de ello. Esta será la historia de Sasha, de Karla y de Cori, esta serán sus vidas… esta será también nuestra historia.
Frank







tercera firma frank

Autor: Luis F. López Silva
Todos los derechos reservados ©

viernes, diciembre 21, 2012

Reto literario Garden Books # 15, 16, 17, 18, 19, 20 y 21

Y, de nuevo, se me han pasado las fechas, mis disculpas por el caso, gente bonita... de verdad, lo siento. Así que, este será un especial de muchas, ¿les parece?, bueno, aquí vamos...

15. Un libro cuyo comienzo sea genial


Orgullo y Prejuicio de Jane Austen

¡Por supuesto!, era de esperarse. Hasta está entre una de las mejores frases que se pueden encontrar en la literatura inglesa.

"Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa".
16. Un libro cuya película no esté mal.


Como agua para chocolate de Laura Esquivel

Bastante buena, la película y bastante bueno el libro, pero tampoco están como para morirse...

17. Un libro que te mandaron en la escuela y que te acabó gustando.

Lo siento, pero definitivamente no puedo recordar ningún libro que nos mandaron leer en la escuela, que me terminara gustando, ¡la mayoría eran horribles!

18. Un libro que siempre recomiendas.


Los juegos del hambre de Suzanne Collins

Sobretodo a mi hermano, quién todavía no se anima (a lo mejor por mí entusiasmo) y suele decir que soy una exagerada y que a lo mejor, no es la gran cosa. 

19. Un libro que te haga pensar demasiado.


Calle de doble sentido de Lauren Barnholdt

¡Muy buen libro!, uno de los mejores que he leído y sí te hace pensar demasiado porque cuenta la historia de una ruptura, desde los dos puntos de vista posibles, el de ella y el de él, lo cual te hace pensar, que es posible que ambos tengan la razón y a la vez, no estar de acuerdo entre sí...

20. Un libro leído recientemente.


Divergente de Verónica Roth

Es muy bueno, bastante bueno; no tan adictivo como Los Juegos del Hambre, pero lo suficientemente bueno, como para al terminarlo, ponerme a leer la segunda parte. 

21. Un libro que prestaste y no te devolvieron.

No, ninguno. De la gente que conozco nadie lee, y si leen lo hacen en la computadora (y esos archivos se pueden pasar) y de mis hermanos, todos leemos, pero tenemos una biblioteca en común, así que, siempre devuelven los libros a su lugar...

Bueno y eso es todo por hoy, queridos amigos, espero les haya gustado (porque ha sido muy divertido hacerlo). 

¡Lindo día, gente bonita!

viernes, diciembre 14, 2012

Reto literario Garden Books #11, 12, 13 y 14

¡Hola!, ¿como estan?, gente bonita... aquí de nuevo, su humilde y fiel servidora reportándose para otra parte del reto, espero que les guste:

11- Un libro que deberías haber escrito tú:


Delirium de Lauren Oliver

Sinopsis: 
Una vida sin amor es una vida sin sufrimiento: segura, medida, predecible y feliz. Por eso cuando los habitantes de esta ciudad del siglo XXII cumplen los 18 años, se someten a la intervención, que consiste en la extracción de la parte del cerebro que controla las emociones. Lena espera ese momento con impaciencia, hasta que un día se enamora...

Motivo: 

Debería haberlo escrito yo, porque... me identifico terriblemente con la protagonista. Lena solo quiere vivir felíz y le han metido en la cabeza que para ser felíz debe no tener sentimientos (porque éstos duelen, te decepcionan, te arrastran a las profundidades del infierno, etc, etc, etc), entonces, antes de su intervención, llega este chico maravilloso a su vida y ella está tan increíblemente asustada que hace todo lo posible por alejarse de él, lo gracioso es que él es sutilmente persistente, es decir, se acerca de manera suave a ella, casi imperceptible para que ella no lo note y salga corriendo y entonces... es muy tarde, los dos están perdidamente enamorados el uno del otro. También, eso me gusta (el hecho de que Alex no se rindiera tan fácil, sino que, suavemente insistiese y se metiese en el corazón de Lena, ¡simplemente me encanta!) Por eso, yo debería haber escrito este libro. Porque yo soy como Lena. Es por eso.

12- Un libro escrito por un amigo


Secretos de Frank López

Frank es mi ciber amigo, nos conocimos gracias a los blogs literarios (a la red de blogs, a la comunidad, mejor dicho) y descubrimos que éramos del mismo país, nos comunicamos por estos medios electrónicos, etc, etc... Jamás lo he visto, salvo en fotos, pero, lo quiero mucho y lo aprecio bastante y, también me admira mucho su capacidad literaria, porque es un muy buen escritor, muy bueno.

P.D. Si quieren saber más sobre sus novelas, vean la novela semanal que publica este blog y, en el cuadro de búsqueda, pueden hallarlo, porque casi todas sus obras están aquí. 

13- Un libro que hayas leído más de una vez


Orgullo y Prejuicio de Jane Austen

No tengo la menor idea de cuántas veces he visto la película (como más de 30) y el libro me lo he leído entero unas mil veces y siempre es como si lo leyera por primera vez: ¡es simplemente maravilloso!

14- Un libro de autor desconocido


Hechizo de Sarah Singleton

Sinopsis:
Mercy y su hermana Charity viven en un mundo crepuscular en el que se acuestan justo cuando sale el sol. Un día, Mercy encuentra una flor sobre su almohada: una señal de un futuro nuevo, promovida por un fantasma. Misteriosas apariciones la obligan a indagar sobre los secretos de su familia. Poco a poco, cada pieza del pasado encaja en su lugar...

Motivo:
Bueno, no la he oído mencionar mucho (no sé en otros países) y tampoco he leído mucho de ella en la comunidad de blogs literarios, sin embargo, este libro, me cautivó de una manera muy, muy especial y por eso, entra en esta categoría. 

Bueno, amigos, hasta aquí llegamos con el reto literario (espero traerles la próxima entrega pronto - como debe de ser, pero no prometo nada), espero les haya gustado... porque para mí ha significado muchísimo, debo confesar.

Besos y abrazos...

lunes, diciembre 10, 2012

Reto literario Garden Books # 5, 6, 7, 8, 9 y 10

Sí, estamos bastante atrasadas, pero lo importante es que hoy me pongo al día, junto con otras cosas en las que también me pongo al día. Espero les guste la siguiente entrada, que será tipo flash, ¡aquí vamos!

5. Un libro que te leíste en un día


El Principito de Antoine de Saint - Exupéry

6. Un libro que leíste solo por ligar


Autoliberación interior de Anthony de Mello
Bueno, no exactamente que me lo leí por ligar, sino que, me lo leí porque el bobo que me gustaba en esa época me lo recomendó y yo dije: ¿Porqué no?, al final, debo admitir que me gustó mucho.

7. Un libro que no has leído y siempre dices "lo tengo que leer"


La trilogía de El Señor de los anillos
Es que he oído que es muy pesada y no tengo ganas (por ahora) de embarcame en lecturas pesadas, quiero algo ligero, para mientras. 

8. Un libro que te ponga triste


Grandes Esperanzas de Charles Dickens
Es la historia de amor más trágica que he leído jamás, porque ahí el tipo es el que sufre y él es como el hombre soñado y ella viene y lo arrastra por completo por el suelo a el y a su corazón. ¡Vaya que es triste!

9. Un libro con el que aprendiste algo concreto


Delirium de Lauren Oliver
Con este libro aprendí que el huir de sentir amor es algo vacío y horrible, gris. Y que la parte de sentir es crucial en el ser humano. Por supuesto, aún tengo que terminar de internalizar estas lecciones. 

10. Un libro que jamás leerás


Sopa de pollo para el alma
Está en mi estantería de libros de la casa, porque es de mi hermana (a la que le gustan este tipo de relatos), pero en realidad, no me apetece leerlo, aunque, uno nunca sabe. 

Y estos son todos, gente linda... espero les haya gustado y me puedan compartir sus comentarios, que los leo con todo deleite. 

¡Un besote!

sábado, diciembre 08, 2012

Capítulo especial: Lluvia de estrellas.


Not evermore
¡Hola amigos lectores! Espero estén teniendo un grandioso día. Primeramente pido disculpas por el atraso con el capítulo especial. El servidor donde los alojo no me permitía subirlo, y hasta hace un par de minutos lo he logrado. Este capítulo especial se tendría que haber ubicado justo al finalizar el volumen II pero por circunstancias ajenas a mi control no pude publicarlo hasta el día de hoy. Gracias por su amable espera, agradecería sus comentarios al respecto (: y sin mas que agregarles, con ustedes… ¡Lluvia de estrellas!
~☼~
Sinopsis:
lluvia de estrellasEl cielo nocturno. Extenso y estrellado que se extiende hasta perderse a lo lejos. Los recuerdos, palpitantes en mi cabeza, que me hacen rememorar esa noche. ¿Qué noche? Una noche llena de encuentros extraños, de palabras inesperadas y de personas que jamás creí conocer. Esa noche, oscura en donde las luciérnagas titilaron, en donde el silencio nos envolvió, en donde nuestras miradas se cruzaron…fue la noche en que ella se volvió una lluvia de estrellas.

tercera firma frank
Autor: Luis F. López Silva
Todos los derechos reservados ©

martes, diciembre 04, 2012

Reto Garden Books, # 3 y 4

Y seguimos con este reto literario, a continuación les presento el punto número 3 y 4...

3. Un libro que te haga felíz:


Coffeehouse Angel de Suzanne Selfors

Este libro sí que me hace felíz, porque es una historia donde la tipa solo quiere vivir una vida normal y bueno, le cae del cielo un angel (un angel de verdad), con todos los inconvenientes que esto presenta; aparte de eso, debe lidiar con el café de su abuela, problemas sin resolver con sus padres muertos, con su mejor amigo, entre otras cosas... La historia es divertida, dulce, simpática y deliciosa, sí que te hace sonreír. 

4. Un libro que te recuerde a alguien: 


Delirium de Lauren Oliver

Este libro se me vino a la mente, inmediatamente leí el apartado. Bueno, este libro me recuerda a un muchacho, con el cual no llegué a ningún lado, pero aún así, le estoy muy agradecida porque fue una de las personas que me ha enseñado muchas cosas. Me recuerda en especial, la parte donde Alex le pregunta a Lena: ¿A qué le tiene miedo?, y ella le dice que: "Solo quiere ser felíz" y bueno... no se los arruino, pero, la conversación que tienen los personajes, wow, es muy parecida a fragmentos de conversación que el muchacho en cuestión y yo tuvimos...

Y eso es todo por hoy, gente bonita. 

Espero les haya gustado...

Les traigo mañana, otro poquito más y, ¡que tengan un lindo día!

domingo, diciembre 02, 2012

Reto literario de Garden Books

¡Hola, amigos!, ¿como están?, si, hace mucho que no tenía nada para ustedes, y es que este año he tenido muchas cosas locas y bueno... no he tenido mucho tiempo para el blog. Lo siento. Aparte de eso, he visto dos retos de 30 días, que quiero realizar, y la verdad como los dos quiero hacerlos, haré uno en este blog y el otro, en mi blog personal.

Espero que les guste. ¿Empezamos?



Día 1: Tu libro favorito. 


Orgullo y Prejuicio de Jane Austen

Me parece que este es mi libro favorito, porque lo he leído unas mil veces, he visto la película de 2005, otras mil y lo tengo en físico. Aunque tengo que admitir que con esta pregunta, me ponchan por completo, ¿porque?, ¿como voy a mencionar uno solo de entre todos los libros maravillosos que he leído jamás?, es ciertamente imposible... aún así, podríamos decir que este me gusta mucho. 

Día 2: Un libro que odias y que leíste entero. 


Jaraguá de Napoleón Rodríguez Ruíz

Este es un libro clásico de mi patria, pero la verdad (y es que esto simplemente no lo puedo evitar), lo detesto... odio al protagonista, sus vivencias, la forma en que habla, la historia. Todo. Lo tuve que leer para una tarea, hace muchos años, y fue una verdadera y completa tortura... Así de sencillo. Una total y completa tortura. 

Y bueno, gente bonita, estos son todos (les debía el de ayer, pero no pude usar la máquina), espero que les guste y me comenten.

Espero tengan un lindo día y contando los dedos para Navidad, ¿verdad?

¡Un saludo!



domingo, noviembre 25, 2012

Reto: Personajes literarios XXV y XXVI

¡Y al fin!, después de 11 meses con este reto, ¡al fin!, llegamos al final... ha sido muy tardado, pero más vale tarde que nunca (y mis disculpas por el caso, en serio, lo siento de verdad), así que, empezamos:

25. Personaje de quien su muerte te haya hecho llorar


OJO: Puede contener SPOILERS de los finales de las sagas de Harry Potter y Los juegos del hambre, también de los libros de María de Jorge Isaacs y del libro Antes de morirme de Jenny Downham...

La verdad, no he podido escoger solo uno de los personajes porque han sido varios con los cuales me he encariñado - y cuya muerte me ha hecho soltar lágrimas; de hecho, seguro aquí faltan varios - así que, los abordaré uno por uno, espero les guste: 

Severus Snape de la saga Harry Potter escrito por J K Rowling


Sí, despues de toda la saga de creer que era el peor de lo peor (y sobretodo luego del libro 6, en donde tanto en el cine, como en el libro, bueno, ya sabemos lo que pasó cuando mató a D...) al final, en el libro 7 encontramos una de las historias de amor platónico más hermosas que jamás he leído en libros, lo cual, cambió por completo mi percepción del personaje y efectivamente, cuando murió, solté lágrima sin poder evitarlo. Triste. 

Rue de la saga Los Juegos del Hambre escrito por Suzanne Collins


Rue es inteligente y ágil para su edad, aun en medio de esa matanza de adolescentes locos, en donde solo uno sobrevive, y a Katniss le recuerda a Prim, su personalidad y maneras de ser, la verdad es que ella cautiva y te dan muchas ganas de protegerla (sin mencionar que es la que nos muestra que Katniss es una idealista - ¿aliarse con una niña menuda de 12 años? -) aparte de eso, cuando empiezas a leer que algo salió mal con el plan, bueno, ya lo sientes en la piel y obvio, un destello de esperanza y ¡zas!, ¡se muere!, lógico, terminas bañada en lágrimas. Aquí algunas escenas de la película como homenaje:





Prim de la saga Los Juegos del Hambre escrito por Suzanne Collins


Tuvieron que pasar muchos capítulos para que yo pudiera aceptar que habían matado a Prim - fue como entrar en estado de shock - porque, bueno, como leí en un blog (en este mismo reto) todo empieza con ella y todo termina con ella y la verdad, ya para el tercer libro te has encariñado tanto con el personaje (su madura inocencia y sensatez, entre otras cosas) que cuando sale la parte de las b..., bueno, ¡simplemente no lo puedes creer!

Finnick de la saga Los Juegos del Hambre escrito por Suzanne Collins


A Finnick lo odié al principio (es decir, el típico guapito que trae locas a todas las chicas, coqueto y todo eso, ¡no!, eso no me va a mí), hasta que descubrimos su corazoncito oculto (que solo era una farsa por lo que le obligaban hacer los del capitolio y que en realidad, esta enamorado de una chica loca de su distrito, llamada Annie) entonces, sí que me cautivó; es decir, vivir con una "loca" - por decirlo así - requiere de mucho valor y aparte de eso, Finnick se preocupa por ella y la trata con cuidado y delicadeza, etc, etc, etc...      ¡es simplemente divino!, Finnick luego de tu boda y de que no pudieras conocer a tu hijo, tu muerte fue parecida a la de Prim - shock total -, ¡mis respetos para este personaje, mis respetos!

María de la novela María de Jorge Isaacs


Esta es una de las novelas más entrañables y uno de esos amores tan puros que a pesar que en ninguna parte del libro, los enamorados se tocan, tu no pones en duda, en ningún momento, su amor. Ella tiene epilepsia y las emociones que le despierta Efraín hacen que su enfermedad avance... con todo, Efraín se va a Europa a estudiar medicina (todo para ser un hombre digno de ella) y es ahí, donde le dicen que vuelva a Colombia, pues María esta muriendo. Obvio, llega tarde... - suficientemente triste como para entrar en la lista -. 

Tessa del libro Antes de morirme de Jenny Downham


Este libro lo empecé a leer, gracias a un reto, que venía en un pack y la verdad, al principio, la protagonista lo odié, la odié con todo - la tipa tiene cáncer y está muriendose, pero aún así, trata muy mal a su papá y el pobre hombre esta ultimando todos los recursos para poder curarla, la verdad, me pareció muy cruel y por eso, al principio la odié - pero bueno, continué el libro porque era parte del reto y lo gracioso fue que la narración (en primera persona) fue cautivandome poco a poco, tan lentamente que ni siquiera me di cuenta de cuando, pero al llegar a la mitad del libro, rompí a llorar, me quebré así de la nada y el resto del libro me la pasé con los ojos nublados de tanto llorar, no podía ver las letras y la pantalla estaba borrosa. Incluso puse a la par de la PC, un rollo de papel, porque no me alcanzaba un pañuelo de tanto que lloraba...

Esta es la parte que me quebró y de ahí el resto del libro:

- ¿Así que ahora ya no te importa tu cuerpo?
- ¡No, estoy harta de él! Estoy harta de médicos, agujas, análisis de sangre y transfusiones. Estoy harta de pasarme un día tras otro metida en una cama, mientras los demás seguis adelante con vuestras vidas. ¡Lo odio!, ¡os odio a todos!, Adam ha ido a una entrevista a la unviersidad, ¿lo sabías?, ¡se pasará años ahí haciendo lo que más le guste y yo estaré bajo tierra en un par de semanas!
Papá se echa a llorar. Se desploma sobre la cama, hunde la cabeza entre las manos y llora. (...)
- No voy a volver al hospital, papá. (...) Nunca se sabe, a lo mejor no me muero, si me quedo en casa.
- Sería estupendo.
- Haré la selectividad, luego iré a la unviersidad. (...) encontraré trabajo y quizá algún día tenga hijos. Chester, Merlín y Daysi. (...)
- ¡Que Dios los ayude!
- Serás abuelo. Vendremos a visitarte cada dos por tres. Te visitaremos durante años y años hasta que cumplas los noventa.
- ¿Y luego que?, ¿dejareis de venir?
- No, entonces te morirás. Antes que yo, como debe ser. (...) No vivirás en esta casa, sino en un sitio más pequeño cerca del mar. Yo tendré las llaves y te visitaré muy a menudo, y un día entraré tranquilamente como siempre, pero las cortinas estarán echadas y las cartas seguirán en la esterilla de la puerta. Subiré al dormitorio para buscarte. Me aliviará verte tumbado en la cama pacíficamente que soltaré una carcajada. Pero cuando abra las cortinas, me daré cuenta de que tienes los labios azulados. Te tocaré la mejilla y estará fría. Tus manos también. Repetiré tu nombre una y otra vez, pero no podrás oírme y no abrirás los ojos. 

Y esos son todos, un sentir especial para esos personajes que se robaron mi corazón...

26. BONUS. ¿Por qué BONUS? Bueno, porque podrás contarnos tu experiencia. ¿Tuviste algún problema en escogerlos? ¿Querías escoger más de uno? ¿O de un par en el caso de los enemigos y archienemigos? Vamos, despotrica, habla por los codos (o escribe). Es tu oportunidad de hablar del reto y de cuántas peripecias has tenido que pasar solo para seleccionar pocos personajes en cada modalidad.

Pues la verdad es que sí, tuve algunos problemas para escoger algunos personajes, sobretodo los de personaje favorito de todos los tiempos, pareja favorita, relación amor-odio y más, a veces, me sentía como que me repetía mucho en los libros, las sagas y los personajes. En cambio, otros fueron más fáciles como el personaje enamoradizo, el RE-TONTO y el infantil; pero en general, me ha gustado mucho hacer este reto y en especial, terminarlo... y justo a tiempo, porque queda un mes de diciembre.

¡Saludos, gente linda!

Ratings and Recommendations by outbrain