Biblioteca de Alejandría

Biblioteca de Alejandría
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

domingo, abril 29, 2012

Capítulo 5: ¿Amor? (Parte II)

En el capitulo anterior:
¿Y a ti quien te gusta?—inquiere Cori
—Creo que…no lo sé—le contesto con desaire.
La pregunta me toma desprevenido pero a la vez me pone en qué pensar. ¿Quién es la persona por la cual mi corazón se acelera o se detiene? Realmente desconozco mucho acerca de lo que es el amor. No estoy seguro de si alguna vez me enamore de alguien. Sí, he tenido novia anteriormente, dos para ser exacto, con las cuales no dure más de un año con cada una pero no sé si llegué a amarlas realmente. Creo que es un poco cruel de mi parte decirlo, pero ninguna de ellas le dio el verdadero sentido a mi vida cuando realmente lo necesitaba. Nunca les hablé a Cori ni a Karla de ellas, jamás lo creí importante y fue por eso que esos noviazgos los trate de lejos. Posiblemente traté de llenar un vacío que ya estaba siendo llenado, y hasta este entonces no sé muy bien cuál es ese elemento que está llenando ese hueco…o seguramente aun lo estoy descubriendo.”

Parte II
Donde te encuentras









Recuerdo perfectamente aquella declaración de lo que creí amor a mi primera novia. Ella se llamaba Lucy, estábamos en el mismo salón de clases. Recuerdo que fue en abril de 2005. Karla recién se había mudado a Longmont y ese vacío que una vez fue dejado por la muerte de mi abuela y que había sido llenado hasta rebalsar por Karla se comenzó a vaciar nuevamente. Pensé que la mejor manera de volver a tener aquello que me hacía falta se solucionaría con tener una novia. Pero me equivoqué.
Un día de tantos en la escuela, recuerdo que una maestra, la señorita Meryl nos ordenó qué trabajáramos en parejas para llevar a cabo un proyecto que presentaríamos en la feria de logros. Todos los demás chicos buscaron rápidamente su pareja y como por fuerzas del destino quedamos únicamente nosotros; Lucy y yo. Yo penosamente acepte trabajar con ella. ¿Qué por qué le tenía pena? Casi siempre que trataba de hablar con ella mi mirada se pegaba como un imán a sus senos, si mal no recuerdo, era la única chica del salón que los tenía así de grandes; bien dicen que la adolescencia para todos nunca comienza igual.
Nos pusimos de acuerdo y decidimos hacer el típico volcán que hace erupción con bicarbonato de sodio y vinagre. No iba a ser la gran cosa pero algo era algo.
Un fin de semana me reuní con ella en su casa. Recuerdo que quien atendió la puerta cuando toqué el timbre fue una señora de bastante edad que tuvo que acercarse mucho para distinguir si se trataba de un mocoso o de un delincuente; aunque entre mocoso y delincuente no hay mucha diferencia. En fin, nos pusimos manos a la obra y en 4 asombrosas horas terminamos nuestro armazón de papel maché. Luego de eso nos quedamos en su habitación mirando la televisión mientras el papel secaba. Si mal no recuerdo vimos una película llamada Great Expectations. La historia trataba sobre dos chicos que tomaban clases de baile con una anciana; la imagen vivida de una escena en particular llamó mi atención, el protagonista tomaba agua de una fuente y de repente la otra chica se acerca a tomar también agua de esa misma fuente y entonces ambos se dan un beso. Miré a Lucy que estaba totalmente clavada en la película y noté que sus ojos estaban húmedos. Le pregunte que le sucedía y ella simplemente me miró fijamente por un largo rato. No se inmuto en lo más mínimo y creí entonces que haberle preguntado fue un error, me puse de pie y me dirigí hacia la puerta.
—¿Hacia dónde vas?—me preguntó ella.
—Tengo que irme—le contesté tomando mi bolsón.
La verdad era que el momento se había vuelto incómodo y deseaba irme a casa. No sabía exactamente lo que cruzaba por la cabeza de aquella chica así que decidí que era momento de marcharme y regresar otro día.
—No…te vayas—musitó ella.
—¿Realmente te encuentras bien?
—No te preocupes, es solo que estas películas así me ponen melancólica.
—¿Melancólica?—le dije riendo—Vamos que es solo una película.
—Lo sé pero, dime, ¿nunca te has puesto a pensar en cómo sería dar un beso?
—Pues supongo que no, ha de ser como cualquier otra cosa.
—No si es tu primer beso.
—Pues de eso no me preocupo—le contesté.
—¿¡ya has besado a alguien!?
—No, la realidad no—le dije suspirando—pero a lo que me refiero es que no es algo a lo que le tome mucha importancia.
—¿Quieres intentarlo?
—¡¿Ahora?!
—Vamos Sasha que solo es un beso, además, tú dices que no tiene mucha importancia.
—Pero…pero…
—¿Quieres intentarlo o no?
Y ahí estaba yo, debatiéndome entre si debía hacerlo o no. A mis cortos 13 años de edad iba a dar mi primer beso. Era extraño, siempre pensé que lo haría con alguien a quien realmente quería.
—No lo sé…es solo que…
Tibios. Suaves. Así se sienten los labios de alguien más. Es como comer un malvavisco…supo a frambuesa. ¡Mi primer beso fue literalmente robado! Pude sentir aquellos labios que trataban de quedarse inmóviles pero temblaban de nerviosismo mientras descansaban entre los míos. ¿Qué debía de hacer? En ese momento instintivamente tuve que cerrar mis ojos, no supe por qué, pero supo mejor de esa manera. Duró aproximadamente 10 segundos, no los conté, pero eso supongo que duró pues no me ahogué ni jadeé después de hacerlo, como otras tantas veces que lo hice y tuve que detenerme para tomar bocanadas de aire.
Abrí mis ojos lentamente y vi a Lucy frente a mí con sus mejillas totalmente ruborizadas. Creo que yo estaba igual, sentía aquel cosquilleo en el estómago y una sensación de nerviosismo mesclado con felicidad y que provoca el quererte reír pero a la vez detenerte y disfrutar el momento. Nos quedamos en silencio por un largo rato, el sonido de la televisión interrumpía mis pensamientos.
¿Qué siento?—pensé—Mis manos…tiemblan.
—Sasha, yo…tú…
Necesitaba comprobarlo, había algo nuevo. ¿Qué era? Esa sensación tan extraña recorriendo mi cuerpo que me hacía sentir débil e inofensivo pero a la vez me provocaba vergüenza, de aquella vergüenza que te hace sentir bien, de aquella vergüenza que todo el mundo ha sentido cuando recuerda algo que te hace sentir felicidad pero que si lo piensas detenidamente es embarazoso al mismo tiempo.
Simplemente, la besé…
Sentí nuevamente sus labios tibios, sentí nuevamente sus labios suaves, aquel sabor a frambuesa…me sentí…ni siquiera sé cómo me sentí.
—Me…gustas—me dijo ella cuando me separe nuevamente de sus labios.
Latido. Duele; no, presiona. ¿Qué sentía en el pecho? Mi corazón latía tan fuerte que creí que estallaría. ¿Qué debía de decirle? ¡Era una confesión! Me sentía absurdamente torpe en ese momento, mi corazón latía haciendo vibrar mi pecho bruscamente, sentía que el aire me faltaba y que las ideas no fluían.
—Lo siento—musitó Lucy al verme pasmado y en silencio—creo que no soy para ti la persona indic…
Otro beso. Esta vez fue diferente, se sintió diferente. Esta vez mi corazón latía más fuertemente, esta vez sentí las incesantes ganas de llorar pero a la vez de reír, esta vez…pensé que el tiempo se había detenido. Creí que había encontrado esa parte que encajaría perfectamente en aquel hueco que siempre llevaba dentro de mi alma.
—Tú, también me gustas—musité.

miércoles, abril 25, 2012

El origen del Día del Libro

Comentario personal: Y siguiendo con la celebración del día del libro (que más bien, será semana o algo así - mejor), les dejo una información sobre el origen de este día, con algunas tradiciones muy bonitas y otras curiosidades...

El origen del Día del Libro

Raquel Vallés

Como todo sabéis el 23 de abril se celebra Día mundial del libro y del derecho de autor, día del libro para los amigos, una de las fechas más esperadas por editoriales y librerías para presentar y vender, respectivamente, las novedades marcando la tendencia de los que serán los superventas de los meses siguientes. En ese día, también se entrega el Premio Cervantes y la UNESCO anuncia que ciudad va a ser la Capital Mundial del Libro, siguiendo con la tendencia de nombrar días y capitales para todo lo que nos parece relevante.

Haciendo un poco de historia el día de libro fue instaurado en 1926, en plena Dictadura de Primo de Rivera, por Alfonso XIII con el nombre de Fiesta del libro y se celebraba el 7 de octubre, posible fecha del nacimiento de Cervantes. La iniciativa fue presentada por la Cámara Oficial del Libro de Barcelona y partió del escritor valenciano Vicente Clavel Andrés. En 1930 se traslada al 23 de abril y arraiga sobre todo en Cataluña, donde coincide con el día de Sant Jordi, y en las ciudades universitarias, que leer leer en este país tampoco es que se haya leído mucho nunca. El caso es que regalar una rosa y un libro en la Diada de Sant Jordi se convierte en tradición y es uno de los factores que influyen para que la UNESCO elija, desde 1995, esta fecha como Día mundial del libro y del derecho de autor.

En el 23 de abril se celebra la muerte de Cervantes, aunque en realidad murió el 22, y la de Shakespeare, aunque murió en mayo (Gran Bretaña no abandonó el calendario juliano hasta el siglo XVIII) pero tampoco vamos a ponernos tiquismiquis. Quien sí tuvo la decencia de morir el día en que se celebra su muerte fue el Inca Garcilaso de la Vega, un 23 de abril de 1616, mismo año que Shakespeare, por cierto. Josep Pla también murió un 23 de abril en 1981. Podríamos decir que es un mal día para los escritores pero un buen día para los libros (aunque me temo que cualquier día del calendario daría para tantas o más efemérides).
Como curiosidad, en Irlanda y el Reino Unido celebran el día del libro el primer martes de marzo y lo llaman World Book Day, porqué, como es obvio, si el resto del mundo lo celebra otro día es porque está equivocado. El día de Shakespeare, eso sí, es el 23 de abril.

También es una fecha que les encanta a los periodistas culturales ya que tienen durante unos días cubiertos los contenidos: entrevistas, datos, expectativas, editoriales llorando por la crisis… pero, sobre todo, es un día para los lectores que podemos aprovecharnos de los descuentos y ofertas, ojear las novedades y, aunque sea un día al año, celebrar nuestro día haciendo lo de siempre: comprando libros.

Fuente: Lecturalia

¡Saludos, gente bella!



lunes, abril 23, 2012

¡Felíz día internacional del libro 2012!

Y aparte de una felicitación a todos esos lectores empedernidos - con todo mi corazón-, les dejo con una campaña cortesía de Librosintinta, la cual me ha parecido muy bonita. ¡Espero a ustedes también!


Les dejo la info aquí:

¡ADOPTA UN LIBRO! Campaña a favor de ellos

¡Festejemos juntos este día del libro!


Te invitamos a formar parte de esta iniciativa que promueve la lectura en todos los sentidos.

 Durante toda la semana del 23 al 29 de Abril colocar la imagen o el mensaje en redes sociales. Puedes acompañar el post con datos de tu interés o comentarios personales: las razones por las cuales lees, porqué te gustan los libros, qué libros recomendarías, etc. Lo que desees :)

Cada uno tendrá sus propias razones para querer, buscar y cuidar un libro. La idea es compartir ese sentir y transmitirlo a los demás.

Porque los libros han tenido un papel fundamental en nuestras vidas. Se lo debemos a quienes hicieron de ellos una realidad :)

¡Muchas gracias por apoyar y feliz semana de los libros!

Fuente: Librosintinta

Comentario personal: La verdad es que me parece buena idea, así que vamos a ver si hacemos mini-especiales con información interesante o personal o investigaciones. ¡Será divertido, ¿no creen?!

¡Saludos, gente linda y buen día!



domingo, abril 22, 2012

Capítulo 4: ¿Amor?

 PARTE I

Por siempre y para siempre

Ha pasado una semana desde aquél día en que Cori vino a mi casa a altas horas de la madrugada, huyendo de un problema que por cualquier lado que lo vea es absurdo. Las marcas de su cuerpo han desaparecido por completo pero hay ciertas cosas que aún siguen latentes. Mientras estoy acá, acostado en mi cama, con Cori durmiendo en un colchón a la par—ya hace una semana que él no regresa a su casa—miles de ideas cruzan por mi cabeza y pienso que tal vez sea lo mejor para él en este momento quedarse en mi casa hasta que encuentre el suficiente valor para volver y enfrentar aquello que le persigue como una hiena y trata de carcomer la poca felicidad que carga consigo. Trato últimamente de que esa felicidad crezca hasta más no poder. Me encanta verle sonreír, verle saltar, verle leer, y ver cómo disfruta cada cosa que hace. Estos siete días que ha estado viviendo conmigo también comprendí muchas cosas a las que era ajeno en cuanto a Cori. Me contó que su madre quedó embarazada en un principio de él porque su padre la violo. Culpa fervientemente a su madre de ser estúpida por quedarse con el hombre que una vez le causó daño y luego terminara enamorándose de él. También pude comprender como Cori carga con ese sentimiento de haber sido un error en la vida de sus padres, ser fruto de la podredumbre de razón que tienen las personas.

—El mundo se está asfixiando de personas, Sasha, cada vez hay menos seres humanos—me dijo una noche mientras hablábamos de lo triste que es la vida algunas veces.

Creo que tiene mucha razón. Tal vez lo que un adolescente como yo crea sea estúpido para la mayoría de adultos que consideran importante tonterías políticas y cuestiones económicas. A veces llego a pensar que el mundo estaría mejor sin ellos. Digo pues muchas cosas fueron causadas por personas que creyeron haber madurado cuándo lo único que maduró fue la estupidez y evolucionó a ser no más que excremento en su cráneo. No digo que todos las personas adultas sean unos completos idiotas, solo digo que hay demasiados idiotas y pocos adultos. Veamos el caso de Hitler ¿Quién demonios le dijo a él que los judíos no tenían cabida en este mundo? Sinceramente a veces me sorprendo del por qué esa enfermedad tan extraña con la que carga la humanidad desde que Adán y Eva pecaron no se me ha pegado demasiado. Quién sabe y qué cretino sería. Gracias a Dios. Escucho gemidos. Cori se está despertando.

—¿Qué hora es?—me pregunta con voz somnolienta.

—Las ocho. Aún es temprano.

Estos días atrás mis despertares han dejado de ser solitarios como solían ser hace dos semanas atrás. Cada día despierto y me encuentro con Cori que duerme a la par de mi cama, con aquel rostro que pareciera en paz total pero que sé que por dentro, en su corazón, hay laceraciones que aún no sanan. Cada nuevo día nos despertamos y charlamos recostados en nuestras camas—bueno, él en su colchón porque no quiso ocupar la habitación de mis padres—sobre temas bastante extraños. Algunas veces hablamos del cereal, cosa que se tornó interesante sin siquiera notarlo, otras tantas acerca de chicas o alguna que otra película pornográfica que hayamos visto. La realidad, ambos sabemos muy poco de esas producciones cinematográficas, si me sé algunos cuatro nombres de películas para adultos entonces son demasiadas porque son pocas y muy contadas las veces en que veo películas de ese tipo. Solo lo hago cuando realmente la necesidad lo amerita.

—¿Qué vamos a desayunar ahora?—le pregunto—ayer olvidé ir al supermercado a comprar lo de este fin de semana.

—Perdona Sasha, creo que quedarme acá causa problemas. La comida se acaba demasiado rápido y no hago nada por reponer lo que como.

—Eso no es cierto, eres tú quien prepara el desayuno. De no ser así, seguramente solo comeríamos ramen instantáneo o leche directo de la caja.

Cori ríe hasta lagrimar. Su risa es realmente contagiosa y se ve realmente feliz. Su rostro iluminado por los tenues rayos del sol que entran por la ventana hacen resplandecer sus ojos, brillar sus pestañas y resalta ese color rosado que siempre tiene en sus labios. Si, dirán que soy muy observador, pero no puedo evitar fijarme en esos pequeños detalles que hacen a una persona bastante especial.

—Bien ¿qué quieres de desayunar entonces?—me pregunta poniéndose de pie.

Se levanta medio desnudo únicamente vestido con su bóxer. Le he dicho que utilice mi ropa pero me él me contesta que no quiere causarme muchos problemas, aún así no le queda alternativa puesto que tiene que lavar la única mudada con la que se vino para mi casa y utilizar de mi ropa. No somos tan diferentes físicamente, así que le queda perfecta. Logra sacarme una gran carcajada de verlo así. No porque tenga un cuerpo que de lastima, al contrario, tiene un cuerpo bien ejercitado, pero lo que más risa me causa es de ver esa protuberancia en su bóxer. Es realmente gracioso verlo caminar y ver al mismo tiempo como su “cosa” apunta de un lado a otro.

—Vas a sacarle un ojo a alguien con eso—le digo riendo, mientras me levanto de la cama para dejarla en orden.

—¡Diablos Sasha! Tu puedes matar a alguien con eso que tienes ahí—me dice señalando mi entrepierna y riendo de manera incontrolada.

Miro a hacia abajo encontrándome con aquella protuberancia mañanera y me rio de mí mismo. Ahora si concluyo que todos los hombres somos iguales en este aspecto.

Entre risas se nos pasa aquel efecto de nuestras “cosas” y todo vuelve a la normalidad. La ropa de Cori está sucia así que decido lavarla mientras él hace el desayuno. Le he dicho que utilice aunque sea una toalla para cubrirse pero él dice que prefiere andar desnudo. No es que tengamos vecinos que puedan verlo así, pues nuestros únicos vecinos viven como a medio kilómetro de acá pero el cartero puede verlo y entonces se llevará un susto pensando que un degenerado ronda por mi casa. La realidad no me importa lo que diga el cartero, pensándolo bien, sería gracioso ver la reacción del cartero al darse cuenta de que un chico desnudo sale a recoger la correspondencia. Más si el cartero es una linda chica que te deja babeando por cada movimiento que hace al caminar. Una diosa.

Bajamos de la habitación a buscar algo en el frigorífico pero perdemos nuestras esperanzas pues lo único que encontramos es una tajada de limón y dos cebollas. Mi estómago ruge al son del de Cori.

—Moriremos de hambre—murmuro mientras suspiro dejándome caer en una de las sillas del comedor.

Cori me mira, mientras comienza a caminar de un lado a otro con su sexo colgando y tambaleándose graciosamente entre sus piernas, buscando en las alacenas algo que podamos comer, pero el cereal también brilla por su ausencia.

—Si—afirma él finalmente—moriremos de hambre.

El timbre de la puerta resuena en la casa y me pregunto quién será. No recibo muchas visitas en ausencia de mis padres puesto que las personas que visitan algunas veces la casa son por cuestiones de reunión con ellos. Aunque también podría ser la sexy repartidora del correo; o Karla. Me dirijo a investigar de quien se trata mientras le digo a Cori que se tape aunque sea con el papel de cocina para que no lo vean. Sería extraño encontrar a dos chicos, uno de ellos desnudo totalmente en la cocina de otro chico. No es que me importe realmente lo que piensen los demás, pero las personas se inventan algunas veces cosas que jamás sucedieron. Podrían decir que Cori es un gigoló contratado por mí para acostarme con él e irían con la primicia a mis padres que estallarían en un ataque de euforia colérica. En fin, sería un escenario algo turbio. De solo pensarlo me causa risa.

Abro la puerta y me encuentro con lo que mis ojos y mi estómago podrían decir que son nuestra salvación. ¡Karla ha venido a nuestro rescate! Trae consigo un cesto de mimbre, espero que sea comida.

—¡Gracias a Dios!—le digo dejándome caer sobre sus hombros, abrazándola. Ella ríe por la graciosa escena.

—Vamos, ni que fuera la madre Teresa o algo por el estilo.

—No, no eres ella—le contesto haciéndola pasar—pero pensé que moriríamos de hambre.

—Pensé que era Cori quien hacía el desayuno.

—Sí, pero hemos olvidado llenar la despensa y no tenemos nada que comer.

Karla hace una mueca de desaprobación mientras yo sonrío estúpidamente tratando de excusarme. Simplemente lo olvidamos, no es que el mundo se fuera a acabar por ello. O eso espero. Últimamente el mundo se viene abajo por cosas insignificantes. Hace unos días hubo un atentado en Illinois porque alguien se negó a entregar una engrapadora a su asaltante. ¿Quién demonios se enoja por una engrapadora cuando hay miles en las librerías a noventa y nueve centavos cada una? Al cabo de todo, la humanidad creo que posiblemente llegue a su fin en el 2012, si no será por la predicción Maya, será entonces por su locura; o posiblemente venga Dios a juzgar de una buena vez lo que nosotros creímos correcto y ponga fin a la demencia de la sociedad por querer ser más que él. Lo que muchos no se dan cuenta es que ya no hay progreso en nuestra soberbia, la humanidad ya mancho el aire y su propia conciencia de maldad y terminó creyéndose más que Dios por la inteligencia que nos fue dada. El infierno seguramente rebosará de muchas almas; que triste.

jueves, abril 19, 2012

Meme: Preguntas y respuestas literarias


Bueno, este es un meme directamente desde Perdidas entre paginas, que la autora bella dijo que lo podíamos tomar si queríamos y yo le tomo la palabra... Aquí vamos:

¿ Cuál es tu autor preferido?
¿Pueden ser varios?, espero que sí, porque uno solo no tengo, entre los autores que más me gustan están: Charles Dickens, Jane Austen, Las hermanas Bronte, Suzanne Collins, Lauren Oliver y Esther Sanz.

¿Y tu libro preferido? Solo uno.
Ahí es más fácil. Delirium de Lauren Oliver, es mi favorito (por ahora).

¿Cuál es el peor libro que hayas leído y recuerdes?
Jaraguá de Napoleón Rodríguez Ruíz. ¡Lo odié, lo odié, lo odio! Lo leí de muy niña y se me ha quedado grabado en la mente, como el peor libro que he hallado en mi vida. ¡Qué horror!

¿Un personaje que te guste especialmente?
Bueno, se me vino a la mente, Peeta Mellark de la saga Los juegos del hambre...


¿No es un amor? (¡De verdad, que tengo que hacer un post de porqué me gusta tanto!), pero, fuera de él, también, me gusta Alex de la saga Delirium de Lauren Oliver. ¡Los amo!

Si pudieras vivir la historia de una novela siendo el protagonista, ¿qué novela escogerías?
¡Dios!, me gustaría estar en tantas y de tantos temas diferentes. Bueno, creo que sería Coffee house angel de Suzanne Selfors, es de un solo tomo, la historia es divina y no hay tantas vueltas (como distopías, vampiros o algo asi). Me gustaría ser Katrina. 

El título de una novela que regalarías en cualquier cumpleaños.
Pues, depende de quién, sus gustos y la edad que tenga, habiendo leído de todo un poco, sé que a todo el mundo, no le gustan las mismas cosas. No sabría que decir, pero creo que Los juegos del hambre es para todos (no conozco a nadie, que no crea que es Increíble), así que, creo que la saga. 

Si escribieras una novela, ¿de qué género sería?
Pues, ahorita podría decir que realista, así como para adolescentes (amor de verano o algo así), pero también me decanto por sobrenatural, entre el misterio y la fantasía, tipo mi último proyecto... (Ya veremos).

¿Y dónde tendría lugar?
Creo que sería una ciudad cercana a la costa del tipo sub-urbano de clase media, USA o Inglaterra; y el otro estaría ambientado en varios lugares, desde los infiernos hasta la campiña inglesa.

¿De qué libro te gustaría mucho, mucho, mucho que hicieran una película?
Me gustaría que hicieran una peli de "El bosque de los corazones dormidos" de Esther Sanz, no sé, pero es que, todo el libro me encantó. De verdad que me gustaría ver esa historia en la pantalla (y aún así, la vería muy difícil que lograran hacer una adaptación digna del libro...)

¿Cuántas veces has leído el libro que más has releído?
Creo que el libro que más he releído es Orgullo y Prejuicio (hasta ahorita, me doy cuenta), la habré leído unas 5 veces ya, creo yo.

Ok, este es el meme, quién lo quiera se lo lleva y me deja el link para verlo, ¿sí?

Espero les haya gustado.

¡Saludos amigos y buen día!



Pinterest: ¿una nueva herramienta para lectores y escritores?

Gabriella Campbell



Ya es oficial, Pinterest es la tercera red social más popular de Estados Unidos, después de Facebook y Twitter. Y si algo sabemos es que aquello que se pone de moda en el Norte de América suele acabar arrasando en este lado del charco.
Con todo, es posible que todavía no sepáis qué es Pinterest, máxime cuando para registrarse es necesario contar con una invitación de otro miembro (puedes solicitar una invitación en la propia portada de Pinterest, pero se te añade a una lista de espera y puede pasar cierto tiempo antes de recibirla). Desconozco si esto cambiará, al igual que ocurrió con Google +, que tras una fase de prueba pasó a estar abierta para todos. Existe una variante muy similar a Pinterest, de origen europeo, llamado Pinspire, de registro abierto, que funciona del mismo modo.
Pinterest es un concepto sencillo pero muy eficiente, una especie de Tumblr mejorado, un corcho virtual donde podemos subir todas las imágenes que nos gustan e interesan, y al mismo tiempo ver las imágenes de todas las personas a las que tenemos en nuestra red. Para aquellos que leemos y/o escribimos, algo tan visual no tendría por qué tener un impacto real, pero por supuesto ya hay escritores y lectores que han sabido sacarle partido. Como lectores, hay quien organiza carpetas con portadas de sus libros favoritos, o añade imágenes que le recuerdan a determinadospersonajes o escenas de sus lecturas predilectas. Como escritores, hay maneras de venderse, si bien hay que tener en cuenta que en Pinterest la autopromoción no está nada bien vista, por lo que el autor curtido en las lides de las redes sociales tiende a ofrecer imágenes de interés para lectores potenciales: escenarios que le han inspirado, portadas de libros que han marcado su forma de leer y escribir, fotos que reflejen ideas o conceptos presentes en sus textos. La idea es crear una cuenta tan atractiva que uno enganche al máximo número posible de seguidores, todos ellos potenciales compradores de sus libros. Aunque la red está enfocada sobre todo a la exposición de imágenes, cada vez aparecen más citas y textos cortos, que pueden ser útiles también para los aficionados al mundo literario. Pinterest también ofrece la ventaja, claro, de poder conectar e interactuar con otros escritores, lectores y profesionales (o aficionados) del libro. Y no hablemos ya de su capacidad inspiradora.
Considero que Pinterest es una herramienta maravillosa para lectores, que pueden encontrar todo tipo de recomendaciones de personas con gustos similares a los suyos, información de autores y libros que les apasionan, y miles de imágenes relacionadas con la literatura. Sin embargo, diría que es poco recomendable para aquellos que quieren escribir en serio. Su presentación adictiva de ideas, obras de arte, reportajes infográficos y fotografía espectacular forma una aglomeración de belleza saturadora de la que no querrás salir nunca, y olvídate de esos noventa minutos diarios de rigor que querías dedicar a perfeccionar tu arte: Pinterest se los tragará, los escupirá, y te dejará, muchos minutos más tarde, preguntándote a dónde se fue el tiempo que te habías asignado para escribir esa gran novela, poemario, obra de teatro o lista de la compra. Pinterest, al fin y al cabo, es una red social, y tiene un efecto parecido en las manecillas del reloj que Facebook, Twitter, Tuenti, Tumblr y tantas otras.

Fuente: Lecturalia

Comentario personal: ¿Qué piensan, amigos? En lo personal, no creo que me volviese adicta, porque con FB, nada que ver, lo abro, reviso todo, me quedó un rato viendo las notificaciones y luego, me aburro y me voy. (Más adicta soy al blog). Pero esto, para curiosear, suena interesante...

¿Qué dicen, ustedes?

¡Saludos!

P.D. Pero si de fotos bellas se trata, entonces, es posible que si se me haga adicción.

¡Saludos!



domingo, abril 15, 2012

Personajes literarios XVIII

Y seguimos con este reto (que creo que lo haré más seguido, para ya terminarlo, porque ya voy por la recta final).


El punto número 18 es para:

Personaje librófilo favorito

Y la ganadora es:


Hermione Granger de la saga Harry Potter, escrita por J. K. Rowling

Perfil: 

Hermione es la chica más inteligente de su curso en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Al igual que Harry y Ron pertenece a la casa de Gryffindor, pese a que el sombrero seleccionador consideró colocarla en Ravenclaw debido a sus prominentes capacidades. Es de origen muggle: sus padres son dentistas y no tienen ninguna relación con el mundo de los magos. Le encanta leer, sin embargo no sabe dibujar. No le gusta romper las reglas y no es especialmente entusiasta del quidditch. Tiende a creer que todo aquello que merece la pena saber se puede aprender en un libro, despreciando por tanto, asignaturas como adivinación.

Descripción física y evolución del personaje:

Hermione tiene el pelo castaño, largo y enmarañado. Los ojos castaños, e incisivos bastante grandes (estos hasta su cuarto año). A pesar de que nunca destacó por su aspecto físico (de hecho, son varios los personajes que se han reído de ella por eso, destacando Draco Malfoy, Pansy Parkinson y Severus Snape), en cuarto año sufrió una gran transformación de cara a sus compañeros.

Una de estas transformaciones fue la de sus dientes delanteros, más grandes de lo normal. Fue antes del baile de Navidad cuando, tras una pelea de Harry Potter con Draco Malfoy, en la cuál sus hechizos rebotan en Goyle y Hermione, sus dientes crecieron descomunalmente, visitó la enfermería para que la Señora Pomfrey los devolviera a su tamaño natural. Sin embargo, cuando la enfermera le dijo que le indicara cuando habían recuperado su tamaño original, esta dejo que se los disminuyera hasta dejárselo mucho mejor de lo que estaban, como bien apreciaron sus amigos.

Otro de los cambios fue el pelo, cuando, tras aplicarse una poción alisadora, aparece con él liso y brillante en el Baile de Navidad. De hecho, su aparición en el baile dejó a Ron, Harry, las gemelas Patil, otros muchos compañeros, profesores y el Director de Hogwarts sorprendidos y con la boca abierta.
Su reputación, la cual trabaja arduamente por mantener, como una de las estudiantes más inteligentes de su año es causa de frecuentes burlas, aunque Ron y Harry dependen de ella para ayuda académica, y su conocimiento y sentido común ha demostrado ser valioso para poder vencer los desafíos del trío a lo largo de la saga.

Hermione es valiente y leal y tiene una conciencia política brava, pero a veces tiene problemas en mantener una mente clara en los momentos más difíciles. Por ejemplo, la mentira improbable que le dice a la Profesora Umbridge para salvar a Harry en Harry Potter y la Orden del Fénix (ella reclama que hay un arma escondida en el bosque que fue creada bajo las órdenes del Profesor Dumbledore).

Sin duda, el intelecto de Hermione es fuerte en memoria y análisis objetivo, y a veces tiene dificultad cuando se le fuerza a hacer juicios repentinos: es por tanto una persona reflexiva y madura, clara y objetiva. Sin embargo, son los planes que ella argue los cuales Harry y Ron siguen. Aunque ha cometido errores, lo que sugiere es usualmente el mejor plan de acción.

Aunque compasiva, Hermione puede ser ingenua y hasta insensible con las personas, a pesar de su posición aparentemente “sensible” del trío.

Hermione según la autora

Según Rowling, Hermione es profundamente insegura y se siente totalmente inadecuada por dentro. Para compensar, ella trata de ser la mejor en todo en la escuela, proyectando una confianza en sí misma falsa que puede irritar a las personas que la rodean.

Hermione puede molestarse bastante con personas que no conozcan hechos sencillos, o no sigan ideas sensatas.

También afirma que Hermione es una de las mejores en el club de duelo, tiene talento para las batallas. Aunque no sea muy diestra en las artes oscuras, Hermione logra superar sus obstáculos, llegando a ser una de las brujas más grandes del mundo de Harry Potter. La autora afirma que sería la Bellatrix Lestrange del bando bueno.

Mientras nuestra protagonista era partidaria totalmente de obedecer las reglas, la influencia de Harry y Ron hace que se plantee romperlas, siempre y cuando sea necesario para obtener un buen fin. Tambien Rowling ha comentado que Hermione fue inspirada en ella puesto que de joven llego a ser asi, pero que no se siente orgullosa de ello.

Caracterización y/o personalidad:

Hermione Granger destaca por su increíble inteligencia y carácter perfeccionista. Además de ser la primera de su curso y haber estado a poco de entrar en Ravenclaw, Hermione demuestra su inteligencia en muchas otras ocasiones a lo largo de la saga. En Harry Potter y la piedra filosofal, descubriendo el enigma de Snape utilizando la fría lógica, en La Cámara Secreta , adivinando que la criatura que se escondía entre las tuberías era un basilisco, en El Prisionero de Azkaban, averiguando que Lupin era un hombre lobo, en El Cáliz de Fuego, ayudando a Harry con las pruebas, en La Orden del Fénix, descubriendo el significado de la campana en el Departamento de Misterios ("Es el Tiempo..."), además de ayudar a Harry con los Mortífagos; en El Misterio del Príncipe, averiguando a quien pertenecía el libro; y ya en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Hermione ofrece a Harry su ayuda y compañía a lo largo de la aventura.
Su carácter perfeccionista queda evidente en situaciones tal y como su desilusión al recibir un Supera las Expectativas en Defensa Contra las Artes Oscuras, o cuando el boggart se convierte en McGonagall diciéndole que ha suspendido todas las asignaturas.

Además, Hermione es una persona justa y noble a quien le preocupan los problemas de los demás, desviviéndose por aquellos que son más débiles o que están desprotegidos. Es frecuente que ayude a Neville con las clases, ha apoyado a Hagrid en tareas como la defensa del hipogrifo Buckbeak y defiende a Kreacher, el elfo doméstico de la Casa Black, cuando todos le tratan mal.

Con respecto a los elfos domésticos, Hermione tiene una opinión muy peculiar entre los magos. Crea una plataforma, la P.E.D.D.O.(Plataforma Élfica de Defensa de los Derechos Obreros) para defender sus derechos, a pesar de que la mayoría de ellos no quieren oír ni hablar de derechos. Su postura, a pesar de ser muy criticada por Ron y otros compañeros, es admirada por personajes como Albus Dumbledore o Sirius Black, quienes consideran su actitud como justa y correcta.

Sin embargo, toda esta seguridad arrolladora que Hermione muestra con los estudios, es en realidad una gran inseguridad y miedo a ser rechazada por sus compañeros. Hermione puede ser a veces algo insufrible debido a su actitud con los estudios o a su actitud hacia las normas, que también va cambiando a lo largo de los libros. Es además una chica algo temerosa, aunque es una verdadera Gryffindor pues es capaz de vencer todos sus temores para ayudar a Harry en sus aventuras.

Fuente: Wikipedia (Información corroborada por la autora de esta entrada).

Citas:

Temer un nombre solo incrementa el temor de lo nombrado

¿Yo? Libros e inteligencia. Hay cosas más importantes, amistad y valor.

Podríamos estar muertos. O peor, EXPULSADOS.

¡Le han envenenado, tonta del bote! Y para que lo sepas, siempre lo he encontrado muy interesante.

No, para para para, le acabarás sacando el ojo a alguien. Además, lo estás diciendo mal, es Levioooosa, no Leviosaaa.

Tienes la capacidad emocional de un ladrillo

¡Tú eres una despreciable, sucia y maldita cucaracha!

Comentario personal: 

Desde el momento en que ví el título del personaje a escoger, se me vino a la mente, Hermione, de todos los libros que he leído, nadie demuestra mayor amor y aprecio por los libros que ella. Otra cosa que debo comentar es que siempre he sentido que Hermione es un fiel retrato de mí misma, en reacciones, carácter, ideas, personalidad, evolución incluso. Por lo que siempre le he tenido mucho cariño. 

Espero les guste esta entrada.

¡Saludos, lectores!



Noticias literarias: Los juegos del hambre y J.K. Rowling, nuevo libro

¡Hola, gente linda!, espero estén bien y... hoy les traigo 2 x 1 de noticias literarias. Empecemos con las noticias y en cursiva (como siempre) mis opiniones, ¿les parece?, ok, aquí vamos:

The Casual Vacancy, de J. K. Rowling

Escrito por Alfredo Álamo


La nueva novela de J. K. Rowling llevará por título The Casual Vacancy, que yo traduciría directamente como “La vacante“, ha confirmado la editorial Little Brown, desvelando así el halo de misterio que rodeaba al salto de la autora británica al mundo de la narrativa para adultos.

The Casual Vacancy se publicará el 27 de septiembre (en inglés) y a diferencia de las novelas de Potter, se podrá adquirir en ebook y en bolsillo al mismo tiempo que en su versión de tapa dura y hasta audiolibro. Desde luego, es una apuesta por la integración de formatos que pretende llegar al máximo número de lectores sin preocuparse de exprimir a fondo cada tipo de edición antes de dar el salto al siguiente.

Pero, ¿cuál es el argumento de The Casual Vacancy? Pues bien, Rowling contará una historia ambientada en el idílico pueblecito inglés de Pagford, donde aparece muerto el señor Barry Fairweather. A partir de ese momento, la fachada impecable del pueblo dejará paso a un sinfín de rencillas, odios y venganzas que dividirán al pueblo en una lucha por elegir al sustituto de Fairweather en el consejo de la parroquia. La editorial promete buenas dosis de humor negro y sorpresas constantes.

Tras leer la sinopsis de The Casual Vacancy me vuelven a asaltar las dudas que ya tenía con este libro de Rowling. Desde luego, su cambio de registro es notable y se mete de lleno en una novela cuyo argumento podría haber firmado la mismísima Agatha Christie, pero la verdad es que personalmente no me interesa demasiado la propuesta de la creadora de Harry Potter en esta ocasión.

Desconozco si ya hay alguna editorial española que se haya hecho con los derechos del libro, pero la verdad es que conociendo el argumento no creo que las cifras de compra se hayan disparado, ni siquiera tratándose de la mismísima J. K. Rowling.

Fuente: Lecturalia

Comentario personal:

Bueno, en esto tengo que estar de acuerdo con el autor de este artículo en una cosa: este libro sí que no me llama la atención, es decir, sí es J. K. Rowling, y tiene toda una maestría como escritora que abruma, pero en sí, la sinopsis de la novela y el género para el que se apunta están muy, muy alejados hasta de mis gustos más clásicos (clásicos en el sentido de un poquito más serios, como: drama, novela psicológica, me apunto a los thriller, incluso algunos como crítica social, etc), que si bien, parece algo así como una crítica social - no estoy segura - y la verdad es excelente que se quiera trasladar a terrenos más amplios (igual que Meyer de Crepúsculo, que la verdad pasarse a la ciencia ficción, no diría yo que fue enfocarse de verdad en un público adulto - sobretodo al leer la sinopsis y las noticias de las películas, sobretodo por la elección de autores-; J. K. Rowling, apunta bien por lo menos, sabe que interesa a un adulto), en lo personal, no me llama la atención. ¿Quién sabe a otras personas? Diganme ustedes sí les llama...

Los reclamos que alejan a "Los juegos del hambre" de bibliotecas y colegios en EE.UU.

Los libros de Suzanne Collins, cuya adaptación al cine se convirtió en un éxito de taquilla, están en la lista de libros que reciben más objeciones, al igual que "Un mundo feliz" y "Matar un ruiseñor".


Mientras más popularidad gana la trilogía de "Los juegos del hambre", son más las razones que encuentran padres y educadores para cuestionar si es que corresponde o no que esté en las estanterías de las bibliotecas.

Por segundo año consecutivo, la obra de Suzanne Collins aparece como uno de los libros que han recibido mayor cantidad de "objeciones", según informó la oficina de Libertad Intelectual que depende de la American Library Association. El organismo define una objeción como una "queja formal y escrita, entregada por una biblioteca o escuela pidiendo que un libro u otro material sea restringido o removido, porque su contenido es inapropiado".

En la lista del 2011, cuando sólo el primer libro de la trilogía estaba en el "top ten", las quejas incluian acusaciones de ser "sexualmente explícito" e "inapropiado para el grupo etáreo y violento". La propia Collins reconoció que sus historias distópicas no eran para todos, afirmando que había escuchado que "alguna gente estaba preocupada por el nivel de violencia en los libros. Eso no es irracional. Son violentos. Es una trilogía bélica".

Para el nuevo estudio, que ahora incluye los otros títulos de la trilogía, "En llamas" ("Catching Fire") y "Sinsajo" ("Mockingjay"), las objeciones fueron más variadas y más duras, incluyendo acusaciones de ser "anti etnias; anti familia; insensible; con lenguaje ofensivo; con mensajes ocultos y satánicos; y violento".

Barbara Jones, directora de la oficina de Libertad Intelectual, piensa que la gran expectación por la película de "Los juegos del hambre", llevó a que los libros recibiesen mayor escrutinio.

"Por ejemplo, había una queja sobre la elección de los actores para la película", comentó Jones. "Tienes gente diciendo que alguien tenía la piel morena en el libro, pero no en la película, o al revés. En general, mucha más gente supo de la existencia de los libros y eso llevó a distintos tipos de quejas", añadió.

Las novelas de Collins subieron desde el quinto al tercer puesto de la lista elaborada por la asociación. Por ahora los libros con mayor cantidad de objeciones son las novelas infantiles "ttyl", "ttfn", "l8r" y "g83" de Lauren Myracle, que contendrían elementos sexualmente explícitos "inapropiados para su grupo de edad".

La serie "The Color of Earth", de Kim Dong Hwa, ocupó el segundo lugar tras ser acusado de contener "desnudos", "educación sexual" y ser sexualmente explícito e inapropiado para el público joven.

La asociación reportó 326 quejas, una pequeña baja respecto a las 348 que existieron el año anterior, pese a que el propio organismo admite que no todas las objeciones quedan con un registro. Tampoco se tienen datos exactos de cuántos libros fueron efectivamente retirados de bibliotecas por estas acciones.

La lista también incluye algunos clásicos, como "Un mundo feliz", de Aldous Huxley, acusado de "falta de sensibilidad, desnudez, racismo, comentarios religiosos y ser sexualmente explícito". En tanto, "Matar a un ruiseñor", de Harper Lee, fue atacado por contener "lenguaje ofensivo y racismo".

Otros libros presentes son "The Absolutely True Diary of a Part-Time Indian", de Sherman Alexie ("lenguaje ofensivo, racismo, puntos de vista religiosos, sexualmente explícito, no apropiado para jóvenes); la serie "Gossip Girls", de Cecily von Ziegesar ("drogas, lenguaje ofensivo, sexualmente explícito"; y "Alice", de Phyllis Reynolds Naylor ("desnudos, lenguaje ofensivo, puntos de vista religiosos").

También mencionados estaban "What My Mother Doesn't Know", de Sonya Sones ("desnudos, lenguaje ofensivo, sexualmente explícito") y "My Mom's Having A Baby! A Kid's Month-by-Month Guide to Pregnancy", de Dori Hillestad Butler ("desnudos, educación sexual, explícito sexualmente e inapropiado para grupo de edad joven").

La gran sorpresa en esta ocasión fue la ausencia de "And Tango Makes Three", la historia de Justin Richardson y Peter Parnell de dos pingüinos machos que crían un bebé pingüino. "Tango" había encabezado la lista en cuatro de los últimos cinco años.

"Quiero creer que la gente se está poniendo más tolerante hacia el tema de la homosexualidad", dijo Jones. "Pero quizás otros libros están teniendo más atención. Las novelas para adultos jóvenes son la gran cosa ahora y estamos recibiendo más reacciones por ellas", añadió.

Fuente: Emol.

Comentario personal: 

No sé si recuerdan que el año pasado, publiqué un artículo en el blog, sobre los libros prohibidos, etc y eso fue antes de leer LJDH, bueno, lo querían censurar por sexualmente explícito; lo divertido fue que cuando yo leí el libro, sobre todo en la escena de la cueva, estaba bastante expectante sobre lo mismo (y también, con ciertas dudas porque es un show televisado) y al final... nada de nada, lo más que hacen es besarse y ya y yo digo, ¿esto es sexualmente explícito?, ¡Ja!, se irían de los colores con las novelas eró... digo románticas que me gusta leer de vez en cuando.

Sigamos...

Creo que las personas deberían leer bien los libros antes de tacharlos de X o Y y no dejarse llevar por prejuicios tontos, que lo único que demuestran es que ni siquiera los han leído. Ahora, lo que sí creo es que es violento, pero la violencia no es sin sentido, sino más bien, como una crítica social (y luego, les preocupa que a los jóvenes les valga la realidad en que viven), no simplemente como disfrute de violencia o morbosidad por leerla - igual que los noticiarios, por lo menos en mi país, que utilizan ese recurso para subir su ráting, es decir, morbo por más violencia y sangre, solo por escandalizar-, nada que ver. 

Con lo que dice "anti-familia" me quedó sumamente extrañada, porque que yo sepa, Katniss hace de todo, por proteger a su familia del Capitolio (¿y no es eso lo que supuestamente hace la familia?, ¿o será que estoy equivocada con mis percepciones de los deberes familiares?, ahí sí que no entiendo). El lenguaje ofensivo no entiendo ni de dónde, lo que si hallo es un cierto nivel de terror psicológico - de parte del Capitolio - , pero bueno, yo lo apruebo por lo mismo que es un libro con temas de crítica social y la verdad, es a lo que estamos acostumbrados en el diario vivir (y muchos sin saberlo). 

Al final, no entiendo que pretenden con prohibir libros, es decir, andar imponiendo opiniones ajenas a otras personas, coharta muchas libertades individuales y cada quien debe y puede leer lo que se le antoje (también, de acuerdo a la edad, es decir, si le doy Crimen y Castigo a un niño de 5 años no creo que lo entienda, ¿o sí?, esto como ejemplo). Como sea, solo es noticia...

¡Saludos!



Capitulo 3: Insomnio

 
Un-go
Son las dos de la madrugada y no he podido conciliar el sueño. Sigo pensando en todo aquel asunto de Benny y Liam. Fue realmente horrible. Jamás en mi vida pensé ver un hueso quebrado de esa manera, creí que solo sucedía en las películas de zombis. Sé que no debo darle más vueltas al asunto, Benny esta con vida, o al menos así lo deje en el hospital la última vez que lo vi. He intentado pensar en otra cosa, de distraerme con cualquier ocurrencia pero el asunto vuelve a mi cabeza como una plaga. Cuando eran las doce conté mil novecientas noventa y dos ovejas, pero lo único que logre fue recordar la tarea de matemáticas que olvide hacer. Mañana me darán un castigo; o bueno, será ahora, porque ya es lunes. También me tome una enorme taza de chocolate como a eso de la una de la madrugada, pero diez minutos después recordé que es la leche tibia la que da sueño y no el chocolate. ¿Qué? No me juzguen, la somnolencia me hace más torpe. ¡Ni siquiera tengo ganas de masturbarme! Esto está comenzando a preocuparme.
Veo la hora en mi reloj nuevamente; las dos con diez. ¡Esto se está haciendo eterno! Mejor revisaré el chat desde mi móvil, me da un poco de flojera encender el ordenador, además, si lo enciendo estoy seguro que me veré tentado a visitar alguna página con contenido explicito, saben a qué me refiero ¿Cierto? No me considero adicto a ese tipo de webs pues cuando tenía quince comencé a controlar mis impulsos‒por no decir necesidad latente‒de ver mujeres desnudas todo el tiempo mientras toco mi miembro y lo muevo de arriba a abajo frenéticamente hasta el cansancio. Puedo decir que esa parte de mi adolescencia la tengo controlada…aunque sea un poco. Creo que están comenzando a pensar que soy un completo pervertido, pero déjenme aclararles unas cuantas cosas: número uno, si, lo admito, no soy inmune a la pornografía, número dos, si, paso pensando una cuarta parte de mi tiempo en el sexo, pero me defiendo con decirles que eso ya viene instalado por instinto en el cerebro de cada uno de nosotros los hombres, es una triste realidad pero así es ¿Qué se puede hacer?, y número tres, controlo mis impulsos sexuales, no crean que por cada chica que veo tengo una erección. No señor. Si bien los hombres somos unos calenturientos no significa que no podamos pensar con claridad y raciocinio. Para bien de las chicas, sepan que si podemos interactuar con ustedes y probarles nuestro afecto si necesidad de tramar algo. Yo puedo darle un abrazo a una chica y no necesariamente me veré en el deseo incontrolable de tocarle los senos; y si me viera tentado, sepan que puedo controlarme.
Un mensaje salta en la esquina inferior de mi celular; Cori está conectado. ¿A caso tendrá también insomnio? Seguramente si, con todos los problemas que tiene el pobre no es de sorprenderse. Si hay algo que admiro mucho de él es esa manera de sobrellevar‒o más bien maquillar‒muchos de sus problemas para que no afecten en lo más mínimo a las personas que ama. Sus padres se están divorciando por asuntos que hasta el momento Karla y yo desconocemos. Jamás nos hemos atrevido a preguntarle que está sucediendo en su familia, no porque seamos malos amigos, sino porque sabemos que si se lo preguntamos entonces si se desmoronara completamente y será entonces cuando explote en rabia y depresión. La última vez que trate de saber un problema de él para ayudarlo pude darme cuenta de cuan frágil es. Su hermana menor estaba enferma y le diagnosticaron leucemia. Ninguno de los familiares era compatible para un trasplante de medula ósea, Karla y yo tratamos la manera de ayudar pero las pruebas que nos realizaron resultaron negativas y no pudimos ser donantes. Buscaron entre otros tantos donantes voluntarios pero el tiempo de espera era enorme. La lista de personas que padecían de leucemia era descomunal y todas esperaban ser tratadas y curadas, lastimosamente estoy seguro de que muchas de ellas murieron en esa espera por no obtener el tratamiento a tiempo…como la hermana de Cori.
Emily murió el diez de septiembre de dos mil ocho, hace un año y nueve meses exactamente. Pronto se harán dos años de su muerte y no quiero que ese día llegue, no quiero ver lágrimas cayendo, no quiero ver a Cori llorar otra vez hasta perder la conciencia y verme obligado a recordarle que todos en algún momento moriremos. El día en que Emily murió, ese día descubrí que mi vida era insignificante, pero también supe que era valiosa y que nada podría penetrarla y ennegrecerla, pero a medida que transcurre el tiempo comienzo a pensar que esa negrura jamás la penetró; simplemente ya venía dentro. Los problemas de los padres de Cori surgieron después de que supiéramos sobre la deuda del hospital que aún no terminan de pagar y al parecer aún siguen echándose la culpa el uno al otro por la muerte de su hija. Creemos con Karla que tal vez esa sea verdadera razón de su divorcio pero no podemos asegurar nada.
Recuerdo que una vez Cori me dijo: “Sabes Sasha, te envidio”. El tono de su vos sonó tan franco y triste que en un impulso descontrolado tuve que abrazarlo porque sentí que ahí mismo se vendría abajo Pude sentir en mi rostro las lágrimas que bajaban por sus mejillas. Eran cálidas, como su corazón. A mi corta edad he abandonado muchos de mis prejuicios como hombre y como ser humano y me he dado cuenta que ha sido una de las pocas cosas buenas que he hecho en mi vida. ¿Qué tu mejor amigo no te puede dar un abrazo solo por el hecho de ser chicos? ¿Solo por ese hecho de ser del mismo sexo? Por suerte ese maldito machismo ha desaparecido en buena parte de mí ser y puedo entregarme al poco amor que la humanidad aún tiene. Puedo ir por la calle y si alguien necesita de un abrazo se lo daré, si alguien necesita de un hombro en el cual llorar le prestare los míos para que desahogue sus problemas y seque sus lágrimas, si alguien necesita un beso en la frente y que le digan que todo estará bien se lo daré y le diré que todo estará bien, y Cori y Karla no son la excepción. Me he enamorado de ellos, de cada gota de su esencia, de cada palabra que sale de su boca, de cada gesto que hacen con sus rostros, de ese amor que llevan dentro y que sé que es incondicional para mí. Es por eso que con ellos cualquiera de mis inhibiciones desaparece y me entrego totalmente a sus vidas. Perdonen por estar con estos sentimentalismos pero si hay algo que quiero que el mundo sepa es que existen a mi lado dos personas que tienen libre albedrio en mi vida y que pueden hacer en ella lo que les plazca con la plena seguridad que no habrán consecuencias pase lo que pase. Si, así de importantes son ellos.
¿Despierto tan tarde?‒me escribe Cori por el chat.
Tengo insomnio, además ya es de madrugada así que puedo decir que me he levantado temprano.
‒Buen punto.
‒¿Qué haces a estas horas?  (-:
Mis padres han vuelto a pelear. Mi papa ha golpeado a mi madre.
‒¿Te encuentras bien?  )-:
Necesito desahogarme, no creo poder asistir mañana…o bueno, hoy al instituto.
‒¿Has llamado a Karla?
‒No quiero molestarla con estas estupideces.
‒No estás solo Cori, no seas tan egoísta y no te guardes este tipo de cosas para ti mismo. También nos incumbe ¿sabes?
Cori hace una pausa que me parece eterna. Creo que lo que le he dicho le ha herido, pero detesto cuando nos hace a un lado a sabiendas que nos necesita. Finalmente vuelve a contestarme.
‒¿Qué debo hacer, Sasha?
‒Soy el menos indicado para decírtelo, Cori. He carecido literalmente de padres desde que puedo recordar y se muy poco sobre una vida familiar.
‒Pero aun así, amas la vida que llevas.
‒La amo porque están ustedes, Cori.
‒¿Cómo puedes decir eso? ¿Qué hay de tus padres?
‒Ellos nunca estuvieron ahí cuando los necesitaba. Tú has tenido la dicha de probar la calidez de tus padres.
‒No entiendo.
‒No es necesario, solo quiero que sepas algo, mi vida es feliz porque los tengo a ustedes; a Karla y a ti.
‒No trates de hacerme sentir importante.
‒Jamás lo he intentado.
‒Puedo ir a tu casa.
‒¡¿Ahora?!
‒¿Estas con alguna chica?
‒No
‒Qué alivio.
‒¿Perdón? ¬_¬
‒¿Entonces puedo ir?
‒jajaja, vente si lo deseas, pero ten cuidado.
‒Claro.
Sesión de chat finalizada.
Debo prepararme para cuando Cori venga, seguramente no ha cenado. Veré que hay en la alacena
¿¡Qué!? Si no come adecuadamente le terminará saliendo una ulcera en el estómago. Si se me muere cargare con ese peso en la conciencia…y moriré de depresión. Si, si, lo sé, sueno como una esposa preocupada por su marido, pero es mi mejor amigo y no puedo dejarlo morir de hambre.
He encontrado un poco de sopa de ramen instantánea en la alacena. Algo es algo ¿O no? Así que mejor pondré a hervir la tetera con agua para que ya esté lista para cuando él venga. Me pregunto si vendrá hecho pedazos por dentro, tratando de hacerse el valiente como siempre y reteniendo las lágrimas para hacerme creer que está bien y no le cuente a Karla. Quiera o no se lo terminare comentando, ella siempre sabe qué hacer en este tipo de situaciones. Cori se negará, pero sé a ciencia cierta que no se molestara en lo más mínimo. La tetera comenzó a silbar. El agua para la sopa esta lista así que me dispongo a prepararla. No es que requiera de gran esfuerzo, pero soy un tanto inútil en la cocina y sufro accidentes muy a menudo con cosas calientes, así que tomo tantas precauciones como es debido para verter el agua hirviendo en el tazón.
Despacio. Más despacio. Solo un poquito más. ¡Al fin! Toda el agua dentro del tazón y si ningún…¡Auch! Me he quemado, ¡Demonios!
Miro nuevamente el reloj; las 2:38 AM. Me pregunto por dónde vendrá Cori. Espero y no haya sido tan tonto de venirse caminando. ¡Esperen! Ya está acá, tocando la puerta del patio de mi casa. Me dispongo a abrirle rápidamente.
‒¿Has tenido algún problema?
‒No, por suerte mis padres ni se han dado cuenta.
‒¿Seguro que quieres quedarte? Por mí no hay ningún problema, puedes quedarte el tiempo que desees.
‒Solo quiero despegarme un momento de esta realidad.
‒Entonces bienvenido. ¿Tienes hambre?
‒¿Eres psíquico o qué?
Rio soltando una gran carcajada y le digo que se siente en la sala pero me sigue al comedor y decide cenar‒desayunar ahí. No veo ninguna señal en su rostro de que se sienta triste o necesite gritar o algo por el estilo. Tal vez no ha sido tan grabe después de todo. Le sirvo la sopa en su tazón favorito, uno color verde que siempre utiliza para comer cereal cuando me visita por las mañanas. Karla también tiene el suyo pero el de ella es color violeta.
‒Está deliciosa.
‒Si lo sé, el agua hervida me quedó sabrosa‒le digo guiñándole un ojo.
Logro hacer que sonría; una buena señal. Ha comenzado a comer los fideos de la sopa con algo de lentitud, cabizbajo. El cabello color negro cubre un poco su rostro, tal vez el desánimo supere en creces al hambre, pero de todas formas tiene que comer.
Escucho un sollozo.
Miro a Cori pero sigue normal, comiendo su sopa ¿O es más correcto decir bebiéndola? Ya, qué importa la gramática cuando estoy pensando.
Otro sollozo.
Volteo a ver pero no encuentro nada a mis espaldas. Creo que estoy imaginando cosas. No, no las imagino, vuelvo a escuchar otro sollozo, viene de... Cori. Estiro mi mano con torpeza y quito el cabello de su rostro; veo lágrimas bajando por sus mejillas. Está llorando.
Me levanto apresurado del otro extremo de la mesa y me paro a su lado preguntándole estúpidamente si se encuentra bien cuando sé que está mal. Cori no me dice nada. Vuelvo a preguntarle pero sigue sin soltarme ni una sola palabra.
‒Vamos Cori, ¿qué ha sucedido?
El levanta su rostro y me mira fijamente unos cuantos segundos. Con sus dedos baja un poco su labio inferior y puedo ver unas cuantas magulladuras y heridas en sus encías y también en todo el interior de su boca. También puedo notar que tiene unas marcas de dedos en su hombro y un moretón tras su nuca. Noto que en su otra mano hay un arañazo profundo que está comenzando a sangrar. Se hace evidente lo ocurrido.
‒No me digas que…
‒Mi padre me ha golpeado por entrometerme en su pelea‒me dice con voz quebradiza.
Nos quedamos en silencio un par de minutos. Aun no me pasa la impresión de que el padre de Cori lo haya maltratado. Sé que mi amigo no seria capas de levantare un dedo a su familia ni tan siquiera para defenderse. No quiero ni imaginarme cuantos golpes le dio ni que barbaridades le dijo mientras lo hacía.
Finalmente decido ir por el botiquín. En silencio. Sin decirle ni una sola palabra, no porque no quiera, sino más bien porque no sé qué decirle en ese momento. Lo mejor que puedo hacer es tratar de comprenderlo y de apoyarlo en lo más que pueda, seguramente así podré facilitarle la recuperación de su problema.
Mientras le unto ungüento en los moretones y limpió con algodón y alcohol el arañazo en su mano, él aguarda paciente y en silencio, haciendo pequeños gestos de dolor Sus manos están cálidas y suaves pero sé que ocultan la rabia y el dolor de ser traicionado por su progenitor, de ser maltratado por perder los estribos y ser quien reciba las consecuencias de un problema por el cual nunca tuvo la culpa. Si ser un adulto implica hacer sufrir a otros entonces jamás quiero crecer y madurar. Prefiero morir como adolescente incomprendido a morir como un idiota con pecados y culpas de la vida encima.
‒¿Tienes algún otro golpe?
Él no me dice nada y sigue cabizbajo. Siento su vergüenza latente, aquella vergüenza de no poder encontrar en su hogar lo que ha encontrado con personas ajenas a su sangre. Yo he experimentado esa sensación antes, cuando estoy con Karla y con él. Esa sensación de obtener de ellos lo que mi familia no puede darme, esa sensación que una vez sentí con mi abuela y que lastimosamente murió cuando ella lo hizo.
‒¡Contéstame!‒le digo con firmeza.
El levanta su rostro y me mira perplejo. No quiero ser duro con él, pero necesito que comprenda que siempre sus problemas fueron, son y serán mis problemas. Necesito que comprenda que la amistad que tenemos viene incorporada con ese pequeño elemento adicional llamado afecto.
Comienza a sacarse el suéter azul negro que lleva puesto y puedo ver su cuerpo de tez pálida con varios moretones en su pecho y en su espalda. Su abdomen por suerte sigue intacto, firme como siempre. ¡Quién lo diría!, Cori hace ejercicio. Qué bien por él. ¡Diablos! debería de ir al gimnasio.
Cubro cada moretón con ungüento y termino rápidamente de curarle. Gracias a Dios no tenía ninguna otra herida de gravedad. Dice que le duelen un poco los golpes en su espalda así que he ido a buscar un analgésico en la habitación de mis padres. Los encuentro junto a un paquete de condones de sabores. ¡Ja!
‒Tómate una‒le explico‒te sentirás algo mareado pero pronto se calmará el dolor.
‒Sasha…‒musita cabizbajo‒.
‒Dime.
Cori vacila unos cuantos segundos, pero abre sus brazos y me rodea, abrazándome con fuerza y comenzando a llorar descontroladamente. Me sorprende un poco que haya decidido sacar toda esa presión que llevaba en su interior frente a mí y que no se la haya guardado para poder llorarla el mismo en la oscuridad. Lo abrazo tan fuerte como puedo tratando de no lastimarle más los moretones y diciéndole que todo estará bien. El sigue llorando y diciéndome cuanto odia su vida y al mundo completo, maldiciéndose y culpándose por problemas que él jamás causó. Puedo sentir los latidos de su corazón que corren acelerados y su respiración agitada que salé con cada llanto.
‒Te envidio Sasha. Envidio esta vida que tienes, sin estos malditos problemas‒dice entre aquel llanto descontrolado que empapa mi suéter gris hasta que las lágrimas atraviesan por completo la tela y llegan hasta mi pecho con la misma calidez.
Si Cori supiera como me he sentido todo este tiempo por dentro. Solo y vacío. Pero él ya tiene un problema y no puedo acongojarlo con los míos.
‒Todo estará bien‒le digo, acomodando mi barbilla en su cabeza y rodeando aún más fuerte con mis brazos su cuerpo que tiembla de emociones confusas.
Trato de calmarlo hasta que saca la última lagrima posible, abrazándolo y susurrándole al oído que no está solo. Lo llevo a sentar en el sofá de la sala y me dispongo a ir a traerle una frazada. No es que piense dejarlo ahí durmiendo pero si vamos a seguir despiertos en esa madrugada fría no puedo permitir que siga sin camisa; puede pescar un resfriado. Le doy la frazada y él se envuelve completamente pero ha tenido que sacársela de encima porque todo el ungüento se le pega a la tela. Decidió quedare sin camisa.
Me siento a su lado, mirándolo, observando aquel cuerpo de hombros encogidos que tiembla no de frío, si no de tristeza. Estoy haciendo un enorme esfuerzo porque no se me salga una maldita lágrima. Realmente me pone triste verle así.
Han pasado cuarenta y cinco minutos y se hicieron las tres y cuarto de la madrugada. Aún seguimos sentados ahí en silencio y el sueño está comenzando a vencerme. Lo veo bostezar y frotarse los ojos; el calmante está comenzando a hacer efecto. El ungüento ya ha sido absorbido por toda su piel; espero y los moretones desaparezcan en un par de días.
Cori me mira fijamente unos momentos, se da la media vuelta y deja caer su cabeza en mis piernas, acomodando sus pies en el otro extremo del sofá. Seguramente ya está bastante cansado. Puedo escucharlo respirar mientras tiene sus ojos cerrados e intenta conciliar el sueño. Ladea su cabeza con su nariz apuntando hacia mi abdomen.
‒¿Qué crees que suceda con mis padres?‒musita aún con los ojos cerrados.
‒No lo sé.
‒Entonces estamos igual‒me dice esbozando una leve sonrisa en su rostro, tomando mi mano y colocándola en su pecho que esta tibio al tacto. Aún mantiene sus ojos cerrados. ‒¿Lo sientes?‒musita.
‒Está latiendo‒le contesto un poco extrañado.
‒ Pensé que mi corazón había muerto.
‒¿Por qué lo dices?
‒Porque me sentía triste‒murmura con esfuerzo‒pero ahora me siento en paz…gracias a ti.
Estoy a punto de soltar las lágrimas que retengo con tanto esfuerzo pero me niego a mí mismo a desmoronarme frente a la persona que me necesita. Se hace una pausa un tanto larga entre nosotros y creí que el al fin se había dormido pero su voz me demuestra lo contrario.
‒¿Soy un estorbo para ti, Sasha?
‒No, no lo eres‒le contesto con voz calmada.
‒¿Lo seré para Karla?
‒Estoy seguro que no.
Vuelve a sonreír y sus parpados se mantienen aún cerrados. Se mira tan indefenso de esta manera. Ahora puedo notar que él siempre necesito de alguien que lo escuchara. Me siento como un tonto por pensar que mi vida era la única llena de problemas y me doy cuenta que hasta mis amigos sufren tanto como yo.
‒¿Quieres ir a dormir a la cama? La habitación de huéspedes esta…
‒Por favor quédate‒me interrumpe entre balbuceos. El analgésico le está provocando mucho sueño.
‒No estás solo, Cori.
‒Entonces quédate a mi lado‒musita con esfuerzo, tratando de oponerse al sueño. Se da la media vuelta y se recuesta sobre su hombro aun en mis piernas.
Me alegra saber por alguna vez en la vida que les puedo ser útil a las personas que son más importantes para mí. Le esbozo una gran sonrisa, cálida y sincera. Sé que no puede verla porque sus ojos están cerrados pero sé que puede sentirla en lo profundo de su alma. Sé que le reconforta…sé que le hace feliz.
‒Sasha…‒musita unos minutos después, cuando creí que ya estaba del todo dormido.
‒¿Qué sucede?‒le contesto con la voz un poco torpe. He echado mi cabeza hacia el espaldar del sofá disponiéndome a conciliar el sueño. Se hace otra pausa entre nuestras voces y el silencio de un amanecer venidero nos envuelve.
‒Hueles bien‒murmura nuevamente. El tono de su voz suena con una paz y sinceridad palpable. Finalmente se duerme.
No sé si reír o llorar. Pero sonrío de todas maneras. Lo único que sé es que me hace feliz escuchar, escuchar su tristeza, escuchar su felicidad…escuchar que me necesita. Me hace feliz saber que le he sido útil. Me hace feliz saber… que él sabe que no está solo.

Lunes 21 de Junio de 2010
4:00 AM (madrugada)
Amigo confidente, hoy he visto a una parte de mí mundo caer. Lo he visto desmoronarse…lo he visto sufrir. Hoy me siento afortunado; he podido sanar su sufrimiento, le he prestado mi hombro para llorar…le he escuchado. No puedo explicar la tristeza que siento por su dolor pero me siento feliz saber que ha pensado en mí como alguien en que puede confiar.
Somos lo que tenemos y tal parece que Cori encontró en mí lo que necesitaba: un amigo…posiblemente un ser humano.
Sasha
PD: Al parecer huelo bien.
Ending:







fr4nk


Autor: Luis F. López Silva
Todos los derechos reservados ©


Ratings and Recommendations by outbrain